Zona Libre de Colón en Panamá, tráfico de tabaco

Tras los muros del principal puerto franco de América, enclavado en Panamá, el contrabando de cigarrillos se mueve comandado por redes o mafias que los distribuyen hacia Centroamérica, un negocio que deja millonarias ganancias por el poco riesgo de ser detectado.
Dos personas cruzan por una calle de la Zona Libre de Colón, en Colón (Panamá). Los empresarios de la Zona Libre de Colón (ZLC), la zona franca mDos personas cruzan por una calle de la Zona Libre de Colón, en Colón (Panamá). Los empresarios de la Zona Libre de Colón (ZLC), la zona franca más grande del continente americano. EFE/Archivo/ Alejandro Bolívar

 

 

– Desde hace años en la mira de las autoridades, la Zona Libre de Colón es conocida por ser el epicentro de comercialización de cigarrillos ilegales.

– Los grupos que controlan la distribución de este tabaco dentro de la zona franca son una sociedad china e hindú-paquistaní; y también se menciona a un grupo sirio.

– Organismos internacionales han estimado que en 2015 a nivel mundial 1 de cada 12 cigarrillos consumidos era ilícito y en Latinoamérica lo fue 1 de cada 6.

 

 

Giovanna Ferullo M. García

 

 

 

Desde hace años en la mira de las autoridades, la Zona Libre de Colón, ubicada en el Caribe panameño, es conocida por ser el epicentro de comercialización de cigarrillos ilegales, una puerta de entrada que es usada por oportunistas que corrompen los sistemas de vigilancia y, a su vez, controlan a sus anchas a funcionarios.

Es por ello que, desde 2014, José Gómez, al frente de la administración de la Autoridad Nacional de Aduanas empezó su lucha por modernizar a una de las entidades más afectadas por el contrabando y falsificación de mercadería procedente de múltiples destinos que llegan a la Zona Libre de Colón (ZLC).

Al ser consultado sobre si hay grupos que controlan las redes de contrabando de cigarrillos, mencionó que “sí existen”, limitándose a responder que “por ahora no se puede revelar quienes son -los cabecillas-, debido a las investigaciones que se ejecutan”.

 

FORTALECER LA LUCHA CONTRA EL COMERCIO ILÍCITO.

Sin embargo, fuentes consultadas por Efe, que pidieron el anonimato, indicaron que los grupos que controlan la distribución de los cigarrillos ilegales dentro de la zona franca son una sociedad china e hindú-paquistaní; y también se menciona a un grupo sirio.

“Más del 95 por ciento de la actividad de la Zona Libre es genuina y legitima. Siempre existen algunos cuantos malos comerciantes que se dedican a actividades ilícitas y son los que dañan la imagen”, señaló Gómez.

“La institución no puede divulgar investigaciones que se están desarrollando (…) se trabaja
en estos asuntos y se van a ver los resultados. Muchas veces sucede con los cabecillas de la droga: parece que las autoridades no están haciendo nada y, de repente, empiezan a caer las fichas”, expresó.

El directivo sostuvo que Aduanas ha realizado una actividad muy intensa desde la Zona Libre, debido a que el Gobierno está decidido a frenar todo tipo de contrabando desde ese enclave.

“Lamentablemente existen funcionarios corruptos que trabajan en la ZLC y que se prestan para esas actividades. Es difícil luchar contra una cultura de modus operandi, se debe empezar a poner orden y eso puede causar incomodidades, pero ese es el trabajo que debemos hacer”, explicó Gómez.

Según cifras independientes en promedio del costo de un contenedor de cigarrillos pirata procedente de China se sitúa entre 50.000 y 80.000 dólares, al llegar a la Zona Libre para ser reexportado su valor alcanza unos 400.000 dólares.

Para sacar la mercancía de la zona colonense, las organizaciones criminales realizan pagos de hasta 10.000 dólares a funcionarios para evitar su inspección. Luego, la ruta de redistribución a seguir del contenedor queda en Centroamericana, Colombia, Ecuador, México y República Dominicana.

El subdirector de Asuntos Económicos de la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá (Cciap) y miembro de la Alianza Contra el Comercio Ilícito, Manuel Ferreira, declaró a Efe que no podía señalar si existe o no corrupción dentro de la zona libre.

Hizo énfasis que Panamá debe fortalecer todo lo referente a la lucha contra el comercio ilícito, dado que al final se debe brindar un espacio y asegurar un servicio a las marcas autorizadas.

Panamá ha invertido en su futuro y su sistema logístico, le ha dicho a otros países que puede ser punto para redistribuir productos y mercancías; el sistema requiere de confianza, y eso va a ser a través del esfuerzo de instancias como Aduanas sobre el control
del comercio ilícito”, apuntó.

 

 

FORTALECER LA COOPERACIÓN INTERNACIONAL.

A su vez David Luna, quien fuera presidente del Grupo de trabajo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre la lucha contra el comercio ilícito entre 2013 y 2017, dijo a Efe que la Zona Libre de Colón es una de las áreas más ocupadas a nivel internacional, y que la supuesta falta de supervisión la hace proclive a ilícitos como el contrabando y el lavado de dinero.

“Cuando hay falta de transparencia, supervisión, y débil aplicación de la ley por parte de Aduanas en las Zonas de Libres de Comercio, mayores serán las oportunidades para las redes criminales de beneficiarse; el soborno de oficiales de aduanas se mantiene como un desafío significativo”, sentenció Luna, un exdiplomático estadounidense con experiencia en materia de seguridad.

El también director ejecutivo de Luna Global Networks, empresa internacional de consultoría, constató que el comercio ilícito perjudica los negocios de compañías, la posición del mercado, la integridad de las marcas, y el valor reputacional de las empresas.

“Sin impuestos, el comercio ilegal de cigarrillos continuará costándole a las compañías de tabaco miles de millones de dólares cada año. Por esto luchar contra el comercio ilícito y la corrupción relacionada debe ser elevado a través de América Latina a nivel internacional, a través de la colaboración público-privada efectiva y alianzas con industrias”, recomendó Luna.

Argumentó que se debe fortalecer la cooperación internacional que ayuda a todos los países a través de mercados de origen, tránsito y destino, para enfrentar la penetración ilícita de cigarrillos ilícitos.

Luna sostuvo que la OCDE ha estimado que 570.000 millones de cigarrillos ilegales fueron consumidos en 2011, generando pérdidas en impuestos entre 40.000 y 50.000 millones de dólares anuales a nivel global.

En 2015, 1 de cada 12 cigarrillos consumidos era estimado como ilícito a nivel mundial, y en Latinoamérica se situaba 1 de cada 6.

“Los volúmenes de comercio ilícito crecieron un 6 %, llegando hasta 35.000 millones de cigarrillos en 2015, adicionalmente, decenas de millones de cigarrillos producidos en Paraguay y la Triple Frontera en Sudamérica, transitan anualmente por otros países de la región y llegan hasta Europa”, detalló el experto.

De acuerdo a un estudio de la firma CID Gallup “Del contrabando hormiga a un elefante en el mercado” de 2016, indica que los países de Centroamérica dejaron de percibir por impuestos al menos 113,6 millones de dólares debido a los cigarrillos ilegales en 2014.

El país más afectado resultó ser Panamá con 41,9 millones de dólares, seguido por Costa Rica (26 millones), Guatemala (19,2 millones), El Salvador (15 millones), Honduras (9,3 millones) y Nicaragua (2,2 millones).

En lo que va del presente año, la Aduana panameña ha retenido varios contenedores con cigarrillos piratas que tenían previsto traspasar la provincia panameña de Chiriquí, en la frontera con Costa Rica.

Los cigarrillos confiscados, en su mayoría corresponden a marcas como Jaisalmer, Gold City, Silver Elephant y Cumbia, que son las más negociadas por revendedores en el mercado local a 1,50 dólares por cajetilla, de acuerdo a Aduanas.

El gerente general de la ZLC, Manuel Grimaldo, reconoció en el marco de un encuentro con la prensa realizado en la capital de Panamá a finales de mayo de este año, que ese enclave comercial ha “tenido debilidades en los cigarrillos y en licores, pero gracias al trabajo mancomunado con Aduanas hemos minimizado el contrabando de estos productos”.

“El contrabando eran bobadas, una paca o un cartón, pero eso básicamente ya está descartado porque hemos puesto controles muy fuertes”, aseveró Grimaldo. EFE/REPORTAJES

 

 

EFE REPORTAJES – Elabora temas que se comercializan a través de la plataforma efeservicios. Atención: para ver los artículos disponibles pueden acceder a www.efeservicios.com. Usuario : efep17554 – Clave: demo. Para mayor información contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Reportajes”.//

 

 

 

 

imagen

imagen