Washington fortificada para la toma de posesión de Trump

Cerca de 28.000 uniformados formarán un sólido dispositivo de seguridad durante la toma de posesión del nuevo presidente de EEUU, Donald Trump, en una Washington fortificada con barricadas para evitar ataques de "lobos solitarios" con camiones como los de Niza (Francia) y Berlín.
Imagen de la Casa Blanca en Washington. Efe-Archivo/Matthew CavanaughImagen de la Casa Blanca en Washington. Efe-Archivo/Matthew Cavanaugh

El primer perímetro de seguridad encerrará un centenar de manzanas del corazón de la capital estadounidense y dejará cerrados al tráfico cerca de siete kilómetros cuadrados y blindados sus principales puntos neurálgicos.
Alrededor de ese perímetro, que tendrá la Explanada Nacional como epicentro, se ha organizado el levantamiento de barricadas con camiones volquetes y de cemento, autobuses y otros objetos contundentes para prevenir ataques con vehículos contra la multitud como los ocurridos en los últimos meses en Europa.
El secretario de Seguridad Nacional de EEUU, Jeh Johnson, dijo que no existen indicios de una “amenaza creíble y específica” para la toma de posesión en Washington, aunque alertó de que el foco está puesto en los llamados “lobos solitarios” radicalizados, dada la evolución del terrorismo global en los últimos años.
Está previsto que 900.000 personas lleguen a Washington para asistir a la toma de posesión de Trump, lejos de los casi dos millones que en 2009 estuvieron en la de Barack Obama, pero cerca del triple de los 300.000 que fueron a la de George W. Bush en 2001 y una cifra nada despreciable en términos de seguridad.
Más allá de las barricadas en el perímetro, el dispositivo de seguridad estará formado por unos 28.000 uniformados, más o menos los mismos que en 2009.
Entre ellos se cuentan unos 7.800 efectivos de la Guardia Nacional (militar), 5.000 del Departamento de Policía de Washington y otros cuerpos locales, así como 10.000 que dependen del Departamento de Seguridad Nacional, como el Servicio Secreto, la Administración de Seguridad en el Transporte, la Guardia Costera o la Policía de Parques.
No obstante, el dispositivo de seguridad deberá lidiar con las múltiples protestas convocadas para la ocasión.
Según Johnson, un centenar de grupos, en su mayoría opositores a Trump, tienen previsto realizar protestas durante el periodo inaugural.
El sábado está convocada la Manifestación de Mujeres en Washington, posiblemente la protesta más masiva -se esperan más de 200.000 personas-.Efe/Doc

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Documentos