Vuelta al horario de invierno, esperando suspensión definitiva de esta medida

La vuelta al horario de invierno durante la noche del sábado 27 al domingo este fin de semana se producirá en medio del debate europeo sobre la utilidad real de una medida que parece condenada a la desaparición en 2019.
Instalación 'Zeitfeld', del artista alemán Klaus Rinkes, en Duesseldorf (Alemania). EFE/Archivo/ Friedemann VogelInstalación "Zeitfeld", del artista alemán Klaus Rinkes, en Duesseldorf (Alemania). EFE/Archivo/ Friedemann Vogel

Así, a las 03:00 horas de la madrugada del domingo habrá que retrasar los relojes hasta las 02:00, una medida en vigor oficialmente desde que la directiva 2000/84/CE fijara las reglas que marcan el inicio del horario de verano en marzo y su finalización en octubre.
Ahora, la propia UE plantea la desaparición del cambio bianual de horario -en verano y en invierno- a través de una nueva Directiva Europea que podría promulgarse en 2019 y que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, defendió durante su último discurso de la Unión el pasado 12 de septiembre.

Antecedentes históricos de la medida
La idea del aprovechamiento diurno de luz natural fue planteada por primera vez en el siglo XVIII por el científico y diplomático estadounidense Benjamín Franklin. Su propuesta consistía en adelantar los relojes en una hora durante el verano para aprovechar mejor la iluminación natural y así reducir el consumo de velas.
Se entiende por ‘horario de verano’ o ‘cambio de hora’ el período del año durante el cual la hora oficial se adelanta sesenta minutos respecto a la hora del resto del año.
Durante la I Guerra Mundial (1914-1918) los países en conflicto recurrieron por primera vez al horario de verano con el fin de ahorrar energía. Presumiblemente la idea fue impulsada por británicos e irlandeses. Tras la II Guerra Mundial se abandonó este horario excepcional.
La recuperación de la costumbre del adelanto horario comenzó a generalizarse, aunque de forma desigual, a partir de 1974, cuando se percibieron los efectos de la primera crisis del petróleo y algunos países decidieron adelantar sus relojes para poder aprovechar mejor la luz del sol y consumir así menos electricidad en iluminación.
El primero en llevarlo a cabo fue el Estado francés, endeudado por el precio del crudo, seguido por Alemania y Dinamarca y finalmente aceptado por otros estados europeos. En 1977 los países miembros de la Comunidad Europea instauraron esta medida de forma conjunta y a partir de 1980 establecieron su horario de verano por ley.
Cada vez más países han acordado el cambio de hora con la llegada de su primavera. Actualmente aproximadamente 75 gobiernos lo tienen establecido. Irán lo hace regido por el calendario persa desde el 20 de marzo de 2003 y Japón está evaluándolo.EFE/Doc

Etiquetado con:
Publicado en: Documentos