Vostochni, el nuevo cosmódromo ruso

El nuevo cosmódromo ruso Vostochini será el más moderno del mundo y aligerará la carga de lanzamientos que soporta el de Baikonur, en Kazajistán.
Cosmódromo ruso de Baikonur, en Kazajistán.  Efe-Archivo/Sergei IlnitskyCosmódromo ruso de Baikonur, en Kazajistán. Efe-Archivo/Sergei Ilnitsky

El Vostochni, que se encuentra en la región de Amur, cerca de la frontera con China, será la plataforma de lanzamiento de los distintos módulos del nuevo programa lunar ruso, cuyo objetivo es alcanzar el satélite de la Tierra en 2029.
A diferencia de los cosmódromos tradicionales, la torre de control no está situada bajo tierra, sino en la superficie y muy cerca de la rampa de lanzamiento, aunque debidamente protegida.
Además, la instalación en la que se colocan los cohetes está construida de tal forma que resguarda las naves espaciales del viento, la lluvia, la nieve y otros elementos climatológicos.
El Vostochni cuenta también con equipos que pueden observar tanto la superficie terrestre como sus capas subterráneas y placas solares para generar energía de manera autónoma.
Para tal ocasión, Rusia ha modernizado el cohete portador Soyuz-2.1a, cuyo lanzamiento estaba previsto en la inauguración del cosmódromo, pero ha sido aplazada, y es el aparato espacial Aist-2D, una sonda diseñada para estudiar las capas exteriores de la atmósfera, incluidos meteoritos y basura espacial.
Está previsto que Vostochni comience a operar en su totalidad en 2018.
El cosmódromo ruso de Baikonur, en Kazakistán, es la primera base espacial rusa en tierra desde donde en 1955 se realizó el primer lanzamiento de un cohete con éxito.
Según el viceprimer ministro ruso, Dmitri Rogozin, el contrato de arrendamiento de este cosmódromo no expira hasta 2050 y los lanzamientos comerciales internacionales y la cosmonáutica tripulada se efectuarán desde este emplazamiento por lo menos hasta el año 2023“.
Desde Baikonur se han realizado cerca de 3.000 lanzamientos de cohetes espaciales, naves espaciales tripuladas de las series Vostok, Vosjod y Soyuz, complejos orbitales Salut y Mir, el sistema de múltiples usos Energía-Buran, vehículos interplanetarios y satélites.
Más del 50 % de todos los lanzamientos mundiales se han realizado desde la base espacial rusa en Kazakistán. Efe/Doc

Etiquetado con: ,
Publicado en: Documentos