25 AÑOS MURO BERLÍN

Se cumplen 25 años de la caída del Muro de Berlín

Desde la división de Alemania tras la II G.M. y sobre todo desde la construcción en 1961 del llamado después, Muro de la vergüenza, Berlín fue el símbolo de la fractura de Europa en dos bloques, una occidental y la la otra, al este de Austria, bajo el yugo soviético. Fueron el período de la llamada Guerra Fría que terminó, aquella noche de 1989, hace hoy 25 años.
09.11.1989/ Ciudadanos alemanes celebran en Berlín, la caída de su Muro, el que dividió desde 1961 las dos 'Alemanias', la Occiental y Oriental, y 09.11.1989/ Ciudadanos alemanes celebran en Berlín, la caída de su Muro, el que dividió desde 1961 las dos "Alemanias", la Occiental y Oriental, y símbolo de la guerra fría

Tras la II G. M. las potencias vencedoras dividieron Alemania en dos, e inflingieron el mismo castigo a su capital, que fue repartida en cuatro sectores. La parte rusa fue designada capital de la RDA y las otros tres, con la creación de la RFA, tuvieron un Estatuto especial, como Estado federal y como municipio.

La noche del 9 al 10 de noviembre de 1989 los berlineses sorprendieron al mundo con el derribo del Muro, que dividió la ciudad en 1961. Desde el mes de mayo ya había protestas en la RDA, en demanda de reformas políticas, amparados por la apertura que Gorbachov aplicaba en la URSS con su “perestroika”, pero los líderes germanoorientales se aferraban al régimen.

La tarde del día 9, en una rueda de prensa “poco clara”, el portavoz del politburó, Günther Schabovski, anunció “la emisión inmediata de visados de salida, prescindiendo de las normas aún vigentes para la salida del país”.

A los pocos minutos, un periodista de Associated Press afirmaba en un teletipo que Alemania Oriental abría sus fronteras y la información era transmitida por todos los medios de comunicación.

Inmediatamente miles de berlineses del Este comenzaron a acercarse a los distintos puntos de control para cruzar la frontera, aunque los medios oficiales anunciaban que antes había que solicitar el visado. Pero los ciudadanos ya habían perdido el miedo y la policía no respondió con violencia, sino que abrió las vallas.

Formalmente el Muro cayó a las diez de la noche, cuando se abrió el primer paso fronterizo en Bornholmerstrasse. A partir de ese momento, la euforia fue total y la situación no tuvo vuelta atrás. Miles de alemanes del oeste se agolparon en la frontera para abrazar a los que pasaban por primera vez a esa parte de la ciudad , que fueron  recibidos con rosas y champán.

La espontaneidad  del suceso cogió desprevenidos a los políticos. El propio canciller de la RFA, Helmut Kohl, estaba de visita en Varsovia y no llegó a Berlín hasta 24 horas después.

El proceso fue rápido. El 1 de julio de 1990 se llevó a cabo la unión económica, monetaria y social y el 3 de octubre del mismo año entró en vigor del Tratado de Unificación de la República Federal de Alemania (RFA) y la República Democrática de Alemania (RDA). Las primeras elecciones de una sola Alemania se celebraron el 2 de diciembre de 1990.

Berlín simboliza la trágica historia de guerras y enfrentamientos que vivió Europa durante el siglo XX. Designada capital de Alemania en 1871, fue testigo del militarismo de Guillermo II de Prusia que desembocó en la Gran Guerra, después fue la capital de la vanguardia durante la República de Weimar, en el periodo de entreguerras, y como capital del Tercer Reich, fue destruida por los aliados, antes de la capitulación.Efe/doc