RUANDA GENOCIDIO

Veinte años del genocidio de Ruanda

Se cumplen veinte años de una de las páginas más tristes de la Historia ocurrida en ese minúsculo país de África Central. Entre 800.000 y un millón de personas fueron asesinadas en Ruanda entre abril y julio de 1994 en el mayor genocidio calificado por la ONU. La mayoría de las víctimas fueron tutsis, aunque también fueron exterminados hutus moderados, la etnia a la que pertenecían los autores de la matanza.
Veinte años del genocidio de Ruanda

Los hechos se remontan a la noche del 6 de abril, cuando el avión en el que viajaban los presidentes de Ruanda, Juvenal Habyarimana, y de Burundi fue alcanzado por dos misiles cuando iba a aterrizar en el aeropuerto de Kigali, capital de Ruanda.

Extremistas ruandeses de la etnia hutu, a la que pertenecía el presidente, empezaron a atacar a la población tutsi, que vivía una guerra civil intermitente desde octubre de 1990.

En los tres meses siguientes, extremistas de la milicia “Interahamwe” -los que matan juntos- y miembros del ejército asesinaron a unos 800.000 tutsis, aunque también cayeron hutus moderados. Mujeres, niños y ancianos fueron masacrados a machetazos. Ruanda, con ocho millones de habitantes -el 85% hutus y el 15% tutsis-, se convirtió en una inmensa fosa común.

El 8 de noviembre de 1994 el Consejo de Seguridad aprobó el estatuto del Tribunal Penal Internacional para Ruanda (TPIR) encargado de investigar el genocidio con 13 votos favorables, la abstención de China y el voto en contra de Ruanda, que se oponía a que el tribunal pudiera dictar pena de muerte.

Por su parte, el gobierno de Ruanda puso en marcha un Tribunal Supremo compuesto por jueces nacionales encargados de procesar a los más de 55.000 detenidos hasta entonces.

Cuando se constituyó el tribunal ruandés, el 17 de octubre de 1995, el presidente Bizimungu pidió que se distinguiera entre quienes planificaron y mandaron el genocidio, quienes propagaron el odio y los que ejecutaron las órdenes, pues entre los detenidos había niños acusados de matar a tutsis.

Hasta diciembre de 2008 el TPIR, con sede en la ciudad tanzana de Arusha, ha emitido 30 veredictos de culpabilidad y 5 absoluciones mientras que los tribunales ruandeses juzgaron a unos 2.500 acusados.

El genocidio ruandés, unido a la matanza de Srebrenica (Bosnia Herzegovina) un año después, llevó además a la ONU a iniciar un gran debate sobre su papel ante ese tipo de tragedias.EFE/DOC

Publicado en: Documentos