Van der Bellen gana las presidenciales de Austria

El ecologista Alexander Van der Bellen se ha impuesto en la repetición de las elecciones presidenciales de Austria al ultranacionalista Norbert Hofer, y ha conseguido una de las primeras victorias sobre el populismo en la Unión Europea.
Alexander Van der Bellen durante una rueda de prensa celebrada en el Palacio Schönburg de Viena. EFE/Christian BrunaAlexander Van der Bellen durante una rueda de prensa celebrada en el Palacio Schönburg de Viena. EFE/Christian Bruna

Según este mismo sondeo, el ecologista recibió un 53,6 % de los votos, frente al 46,4 % del ultranacionalista, realizado el escrutinio del 58 % de los votos.
Las estimaciones precisan que Hofer recibió en torno a 1,9 millones de votos, frente a más de 2 millones de Van der Bellen.
El futuro presidente austriaco nació en Viena, entonces parte de la Alemania nazi, el 18 de enero de 1944.
Descendiente de una familia rusa que escapó de la revolución bolchevique de 1917, se crió en El Tirol.
Es Doctor en Ciencias Económicas (1970) por la Universidad de Innsbruck, donde trabajó como profesor, y más tarde en la de Viena, en cuya facultad de ciencias sociales y económicas fue decano entre 1990 y 1994.
Antiguo militante del Partido Socialdemócrata, en 1994 obtuvo escaño en el Consejo Nacional de Austria (Nationalrat) por el partido de Los Verdes, del que llegó a ser su portavoz entre 1997 y 2008.
En 2016 concurrió a las elecciones presidenciales austriacas, como independiente, quedando en primera vuelta en segunda posición por detrás del líder derechista Norbert Hofer, que obtuvo el 35,4% de los votos frente al 21,3% que logró Van der Bellen.
El 22 de mayo, en la segunda vuelta, Van der Bellen superó sin embargo en apenas de 30.000 votos a Hofer, cuya formación, el FPÖ impugnó los resultados al considerar que estuvieron plagados de irregularidades.
El Tribunal Constitucional dio la razón al FPÖ y anuló finalmente el resultado, forzando de esta manera la repetición de la segunda vuelta de las elecciones, que se celebrarán de nuevo el 2 de octubre.
Valorado por su honestidad y por su forma de hablar clara, sus detractores le atribuyen sin embargo un perfil que no encaja dentro de los estereotipos de un político ecologista.
Por ejemplo, nunca se le ha visto en bicicleta, ha declarado su amor por los coches y es un fumador empedernido.
Padre de dos hijos, se casó en segundas nupcias pocos meses antes de los comicios.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Protagonistas