Unidad de mercado frente a fracasos regionales

La Ley 20/2013, de 9 de diciembre, de garantía de la unidad de mercado, comienza su andadura precisamente en medio de una crisis regional en España de imprevisibles consecuencias. La Ley asegura la integridad del orden económico y facilitará el aprovechamiento de economías de escala y de alcance mediante el libre ejercicio de actividades económicas en todo el territorio nacional.
Feria de artesanía Nómada Market 'Back to School' en Madrid. EFE/Archivo/Isabel PeláezFeria de artesanía Nómada Market "Back to School" en Madrid. EFE/Archivo/Isabel Peláez

Antonio Nogueira

La Ley de unidad de mercado garantiza que pueda venderse en nuestro país con una sola licencia, además de limitar el intervencionismo de las diferentes administraciones públicas y promete un procedimiento ágil de resolución de conflictos.

El Ministerio de Economía y Competitividad pretende alcanzar así un aumento total del PIB del 1,52% en los próximos diez años, a razón de 1.500 millones de euros al año.  En este sentido, se pone límite al coste de someterse a 17 regulaciones diferentes para operar en España, con más de 100 mil disposiciones legales desde el año 1978 en su haber. Por otra parte, la Ley cuenta desde abril de este año con el beneplácito de la Comisión Europea, que considera que esta normativa tiene potencial para reducir la fragmentación del mercado interior, ampliar la competencia y ganar eficiencia tras un largo periodo recesivo.

Los fracasos económicos durante décadas de ciertas regiones españolas probablemente han hecho ineludible proceder de una vez por todas en favor de la unidad de mercado.

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es