El turismo rural se apunta a la fiesta veraniega en España, pero sin tirar cohetes

En un verano de buenas cifras turísticas y expectativas de récord, los alojamientos de turismo rural se han sumado a la alegría de la "fiesta" de las vacaciones estivales pero sin "tirar cohetes", pues no se han alcanzado las previsiones de crecimiento de campañas anteriores.
En un gran verano para el turismo en España, los alojamientos de turismo rural han logrado buenas cifras, pero sin alcanzar las previsiones de crecimEn un gran verano para el turismo en España, los alojamientos de turismo rural han logrado buenas cifras, pero sin alcanzar las previsiones de crecimiento.EFE/Archivo/Nacho Gallego

Lucía Ruiz Simón

La Encuesta de Ocupación de Alojamientos de Turismo Rural del Instituto Nacional de Estadística, con datos de julio, confirma un incremento en pernoctaciones de más del 7 %, una buena cifra que sin embargo es la mitad de la subida del 16,4 % experimentada en julio de 2016.

El presidente de la Asociación de Turismo Rural (Asetur), Jesús Marco, define la temporada como “buena” pero “por debajo de lo que imaginábamos, sin tirar cohetes”.

Y adjudica unas causas a esta tendencia: la mayor promoción del turismo de sol y playa o los “estragos” que están haciendo las viviendas de uso turístico, que según Marco restan credibilidad a un sector que cuenta con más de 17.000 alojamientos registrados.

Según sus datos, en julio la ocupación ha rondado el 40 % y en agosto no se ha superado el 70 %, pese a que en las fechas clave como el Puente de la Asunción se colgó el cartel de completo ha habido zonas “vacías” en otras semanas.

En la misma línea, el presidente Asociación de Profesionales del Turismo Rural (Autural), Francisco Parra, recalca que “el verano prometía más de lo que ha sido, aún siendo bueno” pues “han quedado huecos en la casa rurales” cuando se esperaba “un escenario completo”.

Apunta que el turista nacional -que supone el 76 % del total de los huéspedes según los datos del INE- “se ha movido más, pero “con estancias más cortas y con menos presupuesto”.

Ha sido un verano “satisfactorio similar al de otros años”, resume, al tiempo que prevé un buen otoño especialmente en los puentes festivos, donde los anticipos de reservas hacen pensar que que servirán para “redondear la temporada”

Desde los portales de reservas especializados en el sector hay disparidad en la interpretación de la evolución del verano.

El portavoz del portal de reservas Toprural, Joseba Cortázar, hace una lectura “muy positiva” de este verano, pues los calendarios de disponibilidad de sus propietarios han registrado una ocupación del 60 % en agosto y del 35 % en julio.

Son unas cifras que suponen, según estos mismos registros, un incremento del 3 % en julio y del 4 % en agosto, que a criterio de Cortázar reflejan que el sector mantiene un “crecimiento dinámico” marcado por la recuperación del viajero nacional.

La Cornisa Cantábrica, las islas y Cataluña son algunas de las zonas con mejores registros en verano, tal y como ha ocurrido en otras campañas, pues “el turismo rural es bastante cíclico”.

Por contra, el portal Escapadarural.com señala en un comunicado que la ocupación media de los alojamientos rurales que aglutinan en su plataforma se ha quedado en un 37 %, la misma cifra del año pasado; para su portavoz, Ana Alonso, se evidencia “una línea de estabilidad en el desarrollo del sector”, tras años de crecimiento postcrisis desde 2014.

En agosto se ha ocupado el 47% de los alojamientos que ofertan en su web frente al 28 % de julio, con Asturias y Navarra a la cabeza, y con la mayoría de las búsquedas en el Pirineo Aragonés, la Costa de Asturias, la Sierra de Cazorla (Jaén), la Sierra Norte de Madrid, las Lagunas de Ruidera (Albacete) y los Picos de Europa.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Sin categoría

imagen

imagen