Trump y Clinton, dos estilos diferentes

Nunca dos candidatos a la presidencia de Estados Unidos han tenido un perfil tan diferente. Por un lado la experiencia y profesionalidad de la exprimera dama y por otro la locuacidad y maneras deshinibidas y abruptas de un recién llegado, que ha puesto patas arriba al Partido Republicano y que tiene opciones de convertirse en el próximo presidente de los Estados Unidos.
Fotografía combo de los dos candidatos a la presidencia de los Estados Unidos: Hillary Clinton (izda.) y Donald Trump. EFE/ArchivoFotografía combo de los dos candidatos a la presidencia de los Estados Unidos: Hillary Clinton (izda.) y Donald Trump. EFE/Archivo

Hillary Clinton tiene 69 años de edad y se graduó en leyes en la prestigiosa Universidad de Yale que forma parte del selecto club de la “Ivy League”, ocho de los mejores centros universitarios del país situados todos ellos en Nueva Inglaterra.
Por su parte Donald Trump, de 70 años, es graduado en Ciencias por la Universidad de Fordham, una institución privada en la ciudad de Nueva York que pertenece a la red de universidades jesuitas, y que no pasa de ser una más de los muchos centros universitarios que hay en el país. Mas tarde completó un máster en la Wharton School de la Universidad de Pennsylvania.
Sus respectivas carreras profesionales también están llenas de diferencias. Mientras Trump heredó los negocios de su padre, un empresario inmobiliario, Hillary Clinton se forjó su propia carrera como prestigiosa abogada.
Además la exprimera dama es una de las mujeres con mayor experiencia política en el país. Primero como compañera de su marido, Bill Clinton, que fue gobernador del estado de Arkansas y posteriormente presidente de Estados Unidos. Después como senadora por el estado de Nueva York y como secretaria de Estado.
Por su parte la trayectoria pública de Trump se ha limitado a sus apariciones en la prensa rosa en compañía de sus despampanantes esposas y como conductor de un programa de telerealidad, “El Aprendiz”, en el que ejercía como productor y presentador, y en el que acuñó su famosa frase “You are fired” (estás despedido).
Finalmente es de destacar la diferencia de su carácter y la percepción que los estadounidenses tienen de los dos candidatos.
Mientras Trump es visto como alguien cercano al estadounidense blanco que ha sufrido los rigores de la globalización, su rival no acaba de quitarse la etiqueta de candidata del “establishment” (poder establecido).

Publicado en: Protagonistas