EEUU TRUMP

Trump no asistirá a la Cumbre de las Américas y pone su atención en Siria

El presidente estadounidense, Donald Trump, cancela su viaje a la Cumbre de las Américas en Perú y a Colombia para supervisar la respuesta a Siria.
El presidente de EEUU, Donald Trump, cancela su viaje a la Cumbre de las Américas por respuesta a Siria. EFE/C. KleponisEl presidente de EEUU, Donald Trump, cancela su viaje a la Cumbre de las Américas por respuesta a Siria. EFE/C. Kleponis

“El presidente permanecerá en EEUU para supervisar la respuesta estadounidense a Siria y vigilar los acontecimiento globales”, explicó Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca, en un comunicado.

Sanders agregó que “a petición del presidente, el vicepresidente Mike Pence viajará en su lugar”.

El presidente estadounidense prometió responder “contundentemente” al presunto ataque químico registrado en Siria, del que responsabilizó al Gobierno de Bachar al Asad y dijo que tomará una decisión en breve sobre cuál es esa represalia.

Estados Unidos ha solicitado al Consejo de Seguridad de la ONU votar sobre su proyecto de resolución para poner en marcha un nuevo mecanismo internacional para investigar el uso de armas químicas en Siria.

Trump tenía previsto viajar a Perú este viernes 13 de abril para participar en la Cumbre de las Américas, que reúne a los líderes de la región, y desplazarse luego a Bogotá, para mantener un encuentro bilateral con el presidente Juan Manuel Santos.

Se trataba del primer viaje de Trump a Latinoamérica desde que llegó a la Casa Blanca a comienzos de 2017.

Sin embargo, los trágicos acontecimientos en Siria le han motivado a suspender su participación en la cita de las Américas.

“No podemos dejar que esto ocurra en este mundo, especialmente cuando, gracias al poder de Estados Unidos, tenemos la capacidad de pararlo”, recalcó el mandatario.

Trump ha entablado conversaciones con la primera ministra británica, Theresa May, y el presidente de Francia, François Macron, a fin de acordar una respuesta conjunta con sus socios.

Dos organizaciones apoyadas por EEUU han denunciado que al menos 42 personas murieron el 7 de abril en la localidad rebelde de Duma, a las afueras de Damasco, con síntomas de haber sufrido un ataque químico.

Pero ninguna otra fuente ha confirmado que se tratara de un bombardeo con sustancias químicas y, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos 21 personas perecieron ese día por asfixia, pero como resultado del “derrumbe de los edificios” en los que se encontraban.

El presidente ruso, Vladímir Putin, salió en defensa de Asad y tachó de “inadmisibles” las acusaciones de que esté detrás de ese ataque, incriminaciones que tachó de “provocaciones” y “especulaciones.EFE

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Análisis