Trasladan a España a una cooperante en Mali

Una cooperante española de la ONG Médicos sin Fronteras viaja bajo control médico desde Mali a España y es el cuarto traslado que realiza el Ejecutivo español desde el comienzo de la crisis del ébola.
Fotografía facilitada por el Ministerio de Defensa de un Airbus A310 del 45 Grupo de Ejército del Aire medicalizado. EFEFotografía facilitada por el Ministerio de Defensa de un Airbus A310 del 45 Grupo de Ejército del Aire medicalizado. EFE

El 7 de agosto, el religioso Miguel Pajares -ya infectado con el virus- y la monja de origen guineano y pasaporte español Juliana Bonoha -sin ébola- fueron ingresados en el Carlos III de Madrid, tras llegar de Liberia en una avión medicalizado del Ejército del Aire.

Tan sólo cinco días después, el sacerdote, que fue tratado con el suero experimental Zmapp, falleció y se convierte en la primera víctima del ébola en Europa.

El sacerdote leonés Manuel García Viejo, de 69 años, falleció el pasado 25 de septiembre en el Hospital Carlos III de Madrid tras contraer el ébola en Sierra Leona, cuatro días después de haber llegado a España.

Este 20 de noviembre, el comité sobre el ébola ha comunicado del traslado de una cooperante española de Médicos sin Fronteras.

Según datos confirmados por la OMS, hasta el 16 de noviembre el virus había afectado a más de 15.000 personas y causado la muerte más de 5.400, aunque este mismo organismo ha advertido que la cifra de casos reales podría ser muy superior.

El país más afectado es Liberia, donde la cifra de muertos ronda los 3.000.

Esta es la mayor epidemia de ébola registrada hasta la fecha y se ha extendido a áreas muy pobladas de África Occidental, a diferencia de los anteriores brotes, que habían afectado a regiones remotas de África Central.

Por ahora el ébola no tiene tratamiento específico ni vacuna, aunque ante la expansión del actual brote institutos nacionales de salud pública, universidades y farmacéuticas se han puesto a trabajar contra reloj. La esperanza son unos cócteles de anticuerpos que han sido probados con éxito en monos y experimentalmente en algunas personas, de los que el más conocido de ellos el ZMapp; y varias vacunas que están en fase de ensayo clínico.

El virus del Ébola se detectó por primera vez en 1976 en dos brotes epidémicos casi simultáneos ocurridos en Nzara (Sudán) y Yambuku (República Democrática del Congo). La aldea en que se produjo el segundo de ellos está situada cerca del río Ébola, que da nombre al virus. EFE/doc