Trapero, en libertad tras declarar por sedición en la Audiencia Nacional

El jefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha quedado en libertad tras declarar en la Audiencia Nacional como investigado por un delito de sedición en relación al asedio a la Guardia Civil en una operación contra los preparativos del referéndum del 1-O el 20 de septiembre, al no pedir la Fiscalía ninguna medida cautelar.
 Josep Lluís Trapero, mayor de los Mossos d'Esquadra. EFE/Archivo/Andreu Dalmau. Josep Lluís Trapero, mayor de los Mossos d'Esquadra. EFE/Archivo/Andreu Dalmau.

Licenciado en Derecho, el mayor de los Mossos d’Esquadra (Barcelona, 1965), el rango más alto del cuerpo, ingresó en la Escuela de Policía de Cataluña en 1989 y un año más tarde comenzó a trabajar como agente. Entre sus las especialidades figuran cursos en criminalidad informática, blanqueo de capitales y financiación del terrorismo.

Tras pasar por distintos destinos, en 2008 fue designado jefe de división de investigación criminal, hasta que un año después fue nombrado subjefe de la Comisaría General de Investigación Criminal, donde permaneció hasta que el entonces conseller de Interior Felip Puig le encumbró como responsable máximo en diciembre de 2011. Dos años después fue nombrado comisario jefe.

Josep Lluis Trapero se vio inmerso en su primera gran polémica en diciembre de 2016, cuando varios sindicatos de los Mossos exigieron su destitución, a raíz de la decisión de los mandos policiales de dejar en libertad, antes de pasar a disposición judicial, a un conductor que embistió a dos agentes en Rubí (Barcelona), al confundirlos con asaltantes.

En abril de 2017, fue nombrado mayor de los Mossos d’Escuadra, tras haber sido el único aspirante en el proceso interno de selección para la plaza, que llevaba diez años vacante.

Tan solo cuatro meses después, el 17 de agosto, tuvieron lugar los atentados yihadistas en las Ramblas de Barcelona y Cambrils (Tarragona), en los que murieron 16 personas y a los que debió hacer frente tanto desde el punto de vista de la investigación como la gestión de los incidentes y la información.

Muy controvertida fue su actuación ante el referéndum independentista del 1 de octubre y fue citado a declarar como investigado en la Audiencia Nacional por un delito de sedición, en relación al asedio a la Guardia Civil en la Consejería de Economía de la Generalitat el 20 de septiembre, mientras llevaban a cabo un registro en su interior.

Tras declarar el 6 de octubre, quedó en libertad al no pedir la Fiscalía ninguna medida cautelar. Efe/Doc

Publicado en: Protagonistas