Toyota venderá autobuses de pila en Japón, en 2017

Toyota iniciará las ventas de autobuses de pila de combustible en Japón a principios de 2017, tras haber completado con éxito varias pruebas de campo.
Una estación de servicio de hidrógeno a partir de energía solar instalada en la localidad sevillana Sanlúcar la Mayor. EFE/Juan FerrerasUna estación de servicio de hidrógeno a partir de energía solar instalada en la localidad sevillana Sanlúcar la Mayor. EFE/Juan Ferreras

 

El fabricante japonés de vehículos asegura que la Oficina de Transporte del Gobierno Metropolitano de Tokio (Japón) va a utilizar dos de estos vehículos (denominados Toyota FC Bus) que funcionan con hidrógeno como autobuses de ruta fija.
Toyota tiene previsto introducir más de 100 autobuses de pila de combustible, principalmente en la zona de Tokio, antes de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020.
La idea es contribuir a la consecución de una sociedad basada en el hidrógeno.
El FC Bus ha sido desarrollado por la compañía a partir de la experiencia lograda en el desarrollo de autobuses de pila de combustible junto con Hino Motors.
Este sistema de Toyota (TFCS), desarrollado para la berlina Mirai, ha sido adaptado para ofrecer una mejor eficiencia energética en comparación con los motores de combustión interna, además de un rendimiento medioambiental superior, sin emisiones de CO2 ni de sustancias nocivas al circular.
El vehículo emplea asimismo un sistema de suministro energético externo de alta capacidad.
Con una potencia máxima de 9 kW, y una capacidad de suministro eléctrico de 235 kWh, el Toyota FC Bus se puede emplear como fuente de alimentación en caso de catástrofes, por ejemplo en puntos de evacuación como polideportivos; y su suministro eléctrico también se puede aprovechar para el uso de electrodomésticos.
Así, el modelo del nuevo autobús mide 10,5 metros de largo, 2,49 metros de ancho y 3,34 metros de alto. Tiene capacidad para 77 personas (26 en asientos, 50 de pie y el conductor).
El 14 junio de 2016, se celebró en Zaragoza el Congreso Mundial de la Energía del Hidrógeno, donde destacó la cooperación entre instituciones, empresas y centros académicos y la necesidad de visibilizar la importancia del hidrógeno en el sistema energético del futuro.
Expertos internacionales acercaron las estrategias puestas en marcha en sus respectivos países con relación al hidrógeno.
Entre ellos, el director de Tecnología para las Nuevas Energías del New Energy and Industrial Technology Development Organization (NEDO) de Japón, Eiji Ohira, explicó el plan estratégico de su país, con un horizonte hasta el 2040, y los hitos previstos en el corto y el medio plazo, como contar con 160 estaciones de suministro de hidrógeno en 2020.
Además se adelantó que para los Juegos Olímpicos de Tokyo en 2020 se prepara una “ciudad de hidrógeno”, la villa que acogerá las residencias de los atletas, como pequeña muestra de lo que puede ser una sociedad.
Por su parte, la directora de comunicación del California Fuel Cell Partnership (CaFCP), Chris White, resaltó el papel que está teniendo la cooperación de entidades públicas y privadas en la implantación de una infraestructura de repostaje de hidrógeno en un Estado que cuenta con 27 millones de vehículos registrados.
Desde Canadá, el presidente y director de la Canadian Hydrogen and Fuel Cell Association (CHFCA), Eric Denhoff, explicó que su país lidera “un espectacular aumento” en la producción y exportación de pilas de combustible para diversas aplicaciones, siendo las principales las destinadas al transporte en autobuses, tranvías, usos militares y estacionarios.
En Alemania se ha avanzado en la reducción de costes gracias a la implantación de proyectos demostrativos a gran escala y a que el mercado disponga de tecnologías y dispositivos de hidrógeno y pila de combustible, según el gerente de la NOW GmbH National Organisation Hydrogen and Fuel Cell Technology, Klaus Bonhoff. EFE

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Documentos