Torra toma posesión como presidente catalán, sin representantes del Gobierno español

Quim Torra ha tomado posesión como presidente catalán en un acto de cuatro minutos, en el que ha prometido "cumplir las obligaciones del cargo de president de la Generalitat y ser fiel al pueblo de Cataluña, y sin presencia del Gobierno.
El president electo, Quim Torra (2I) , llega al Palau de la Generalitat para tomar posesión como nuevo jefe del gobierno catalán entre gran expectacEl president electo, Quim Torra (2I) , llega al Palau de la Generalitat para tomar posesión como nuevo jefe del gobierno catalán entre gran expectación mediática. EFE

 

Para el Gobierno, “desde la Generalitat se le ha intentado imponer el nivel de la delegación gubernamental, cosa que no ha aceptado”, han informado fuentes del Ejecutivo. Asimismo, considera que “el modelo de acto organizado por la Generalitat degrada la propia dignidad de la institución”.

El acto, de apenas tres minutos y que según había recalcado la Generalitat en un comunicado se enmarcaba “en la estricta legalidad catalana”, se ha iniciado con la lectura del decreto de nombramiento a cargo del secretario del Govern, Víctor Cullell, y a continuación Torra ha prometido el cargo sin mencionar a la Constitución ni al Rey.
En presencia del presidente del Parlament, Roger Torrent, y de varios familiares del nuevo president, Torra ha afirmado: “Prometo cumplir lealmente las obligaciones del cargo de presidente de la Generalitat, con fidelidad al pueblo de Cataluña, representado por el Parlamento de Cataluña”, ha señalado, ante una escenografía sobria y con la ‘senyera’ como única bandera de fondo.

Torra ha tomado posesión en un acto breve, discreto, sin parlamentos y sin apenas invitados en el Palau de la Generalitat, 202 días después de la destitución del Govern de Carles Puigdemont.

La fórmula utilizada por su predecesor en el cargo, Carles Puigdemont, en 2016 también evitó toda referencia a la Constitución y al Rey. En 2016, al relevar a Artur Mas, Puigdemont respondió afirmativamente a la pregunta que le formuló la entonces presidenta del Parlament, Carme Forcadell: “¿Promete cumplir lealmente las obligaciones del cargo de presidente de la Generalitat con fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña representado por el Parlament?”.

Después de días de negociación entre las administraciones central y catalana sobre el formato, Torra manifestó que quería un acto austero y sin invitados, en contraste con las tomas de posesión anteriores en el Saló de Sant Jordi, que solían congregar a más de 200 personalidades de los ámbitos político, social y económico de Cataluña.

El presidente Torra, denunció a través de su cuenta de Twitter que se está intentando “hackear” su perfil en esta red social y podrían haberse introducido tuits que él no habría hecho.

“Lamento comunicar que están intentando hackear mi cuenta de Twitter. Pueden haberse filtrado comentarios que yo no he realizado”, advierte Torra en un tuit publicado esta mañana, que concluye: “Espero poder resolverlo en breve”.

El diputado independentista Torra, designado por Carles Puigdemont para encabezar el Gobierno de Cataluña, fue elegido presidente el pasado lunes, 14 de mayo,  por mayoría simple con 66 votos, gracias a la abstención de los cuatro diputados de la CUP.

Votaron a favor JxCat (centroderecha), la formación a la que pertenece, y ERC (republicanos de izquierdas), y recibió 65 votos en contra de los partidos de la oposición.

En las elecciones catalanas del 21 de diciembre de 2017, convocadas por el presidente Mariano Rajoy, al amparo del artículo 155 de la Constitución, tras la declaración unilateral de independencia de Cataluña, Ciudadanos fue la primera fuerza más votada y logró 36 escaños (1.109.732 votos), seguida de
JxCat con 34 escaños y ERC, con 32 escaños.

El resto del arco parlamentario catalán lo integran:  PSC con 17 escaños, Catalunya En Comú-Podem con 8, y tanto la CUP con el PPC, con 4 escaños. EFE

 

 

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Análisis