EEUU TORNADOS

Nuevos tornados en Oklahoma dejan al menos nueve muertos

Varios tornados azotan el estado de Oklahoma dejando al menos nueve fallecidos en una zona que apenas hace 10 días fue devastada por una tormenta similar.
EFE/Ed ZurgaEFE/Ed Zurga

El tornado es un fenómeno meteorológico violento e impredecible provocado por vientos que giran desde una formación nubosa en forma de embudo conocida como “cumulunimbus”.

Se trata de torbellinos con un diámetro en la base que oscila entre los cien metros y un kilómetro. Pese a que su duración es de pocos minutos a algunas horas, pueden ser muy destructores ya que pueden alcanzar velocidades de rotación superiores a los 500 kilómetros por hora.

Aunque existen varias escalas para clasificar la intensidad de los tornados, la más aceptada es la de Fujita, elaborada en 1975 por T. Tehodore Fujita de la Universidad de Chicago. Tiene seis grados desde F0 a F5 con vientos de 60 kilómetros por hora a más de 420 kilómetros por hora y daños aparejados cuya relación progresiva es de leves, moderados, considerables, severos, devastadores e increíbles.

El que está considerado como el mayor tornado de la historia tuvo lugar el 26 de abril de 1989 en Bangladesh, que causó 1.300 muertos y miles de heridos.

En Estados Unidos, un mortífero tornado mató en 1953, a 115 personas en Flint, Michigan. Pero fue superado por otro que el 22 de mayo de 2011, destrozó la ciudad de Joplin en el estado de Misuri (Estados Unidos), dejando a su paso al menos 151 muertos, 900 heridos y 44 desaparecidos, y una franja de destrucción de diez kilómetros de longitud y un kilómetro de ancho.

Considerado en la categoría EF-5, la más alta de su escala, con vientos de 320 km/hora, este tornado causó pérdidas por 3.000 millones de dólares, tras dañar 8.000 viviendas, negocios, hospitales, iglesias y escuelas.

También el 20 de mayo de 2013, otro gigantesco tornado, que llegó a alcanzar la categoría EF5 y los tres kilómetros de diámetro, arrasó Oklahoma City, y dejó al menos 24 muertos confirmados, de ellos 9 niños, 237 heridos y un número indeterminado de desaparecidos. Con vientos superiores a 320 kilómetros por hora, duró unos 40 minutos y recorrió 32 kilómetros entre Newcastle y Moore, dejando a su paso cientos de hogares destruidos, tras afectar además a dos escuelas, un cine y un hospital. EFE/doc

Etiquetado con:
Publicado en: Documentos