El torero Juan José Padilla, Premio de Nacional de Tauromaquia 2018

El torero Juan José Padilla ha sido galardonado con el Premio Nacional de Tauromaquia que concede el Ministerio de Cultura y Deporte "en reconocimiento a una extraordinaria carrera de veinticinco años, en la que ha alcanzado incontestables triunfos en las principales plazas del mundo".
Juan José Padilla, en su despedida de los ruedos, tras cortar una oreja en la Maestranza de Sevilla. EFE/Archivo/José Manuel Vidal.Juan José Padilla, en su despedida de los ruedos, tras cortar una oreja en la Maestranza de Sevilla. EFE/Archivo/José Manuel Vidal.

El jurado ha querido reconocer su figura “en el año de su retirada de los ruedos” y ha ensalzado también los valores de “esfuerzo, entrega y capacidad de superación dentro y fuera de los ruedos” que encarnan la personalidad y trayectoria de Padilla. El diestro se encuentra en México donde pondrá fin a la temporada de su adiós a los ruedos.
JUAN JOSÉ PADILLA (Jerez de la Frontera, Cádiz, 1973), matador de toros, es conocido como “el ciclón” o el “torero pirata” por el parche que lleva en el ojo a raíz del peor percance de su carrera sufrido en Zaragoza en 2011 y está considerado uno de los toreros más carismáticos de las últimas décadas.
Ha sido uno de los toreros más importantes de las últimas décadas gracias, sobre todo, a su cariz mediático, su entrega más absoluta en el ruedo y, también, por haber sido uno de los diestros más castigados por los toros, con 39 cornadas que recorren su cuerpo, la más grave, la que sufrió en Zaragoza en 2011 y le costó la pérdida del ojo izquierdo.
Hijo de novillero, se formó en la Escuela de Tauromaquia de Cádiz y se presentó por primera vez de luces en 1985 en la Alcudia, Mallorca, y debutó con caballo en su ciudad natal en septiembre de 1989.
Tomó la alternativa en la plaza de toros de Algeciras el 18 de junio de 1994 de manos de Pedro Castillo y en presencia del Niño de la Taurina y la confirmó el 5 de noviembre de 2001 en la Monumental Plaza México.
Torero gladiador en sus primeros 18 años como matador, encasillado siempre en las corridas duras y todo un especialista en “miuras” o “victorinos”, su vida dio un vuelco de 180 grados cuando un toro de Ana Romero le corneó en la cara el 7 de octubre de 2011 en Zaragoza, percance en el que perdió el ojo izquierdo.
Pero lejos de suponer el final de su carrera, Padilla volvió pocos meses después a los ruedos, ya ataviado con un parche en el ojo para cumplir otros siete años más de profesión, un tiempo en el que “el Pirata” ha podido disfrutar de la cara más amable de toreo, con ganaderías más cómodas y compartiendo cartel con muchas de las figuras actuales.
Algunos galardones recibidos por el torero son: I Premio Carrusel Taurino de Canal Sur 2012; Medalla de la Provincia de Cádiz, dos veces líder en la lista de triunfadores de las temporadas taurinas de 2013 y 2014 y la “Oreja de Oro Especial” de Radio Nacional de España.EFE/Doc