Tina Turner, una diva infinita

Tina Turner, la reina del soul y residente nacionalizada suiza desde el 2013, abandona por un tiempo su hogar por la producción que ha llevado a cabo en Londres. Se trata de un musical sobre su vida en el que la artista ha participado en todo el proceso de creación. Tras una vida difícil, la cantante consiguió triunfar y convertirse en un referente en el mundo de la música.
La cantante estadounidense Tina Turner actúa durante un concierto que ofreció en Berlín, en enero de 2009. EFE/Archivo/BRITTA PEDERSENLa cantante estadounidense Tina Turner actúa durante un concierto que ofreció en Berlín, en enero de 2009. EFE/Archivo/BRITTA PEDERSEN

 

 

– Tina Turner ha traspasado líneas y adversidades raciales que se le presentaron para revolucionar la música y llegar a la cumbre después de una heroica e inspiradora vida, marcada por la violencia.

– Cuenta con once Premios Grammy, entre otros galardones, y es una de las artistas que más discos y entradas de conciertos ha vendido, incluso ha girado con los Rolling Stone y era una gran amiga de David Bowie.

– Turner ha estado viajando a Inglaterra para la producción de un musical que se estrenó el 17 de abril en el Teatro Aldwych de Londres. La estrella, a sus 78 años, ha estado presente en todo el proceso de creación.
Ana Fernández Alonso

 

 

Anna Mae Bullock, más conocida como Tina Turner, es uno de los mitos de la música. Su carrera empezó en los años 60 del pasado siglo junto al que fue su marido, Ike Turner. Ha tenido una vida marcada por impedimentos, tanto personales como profesionales que, sin embargo, supo superar y se ha convertido en la predecesora y espejo de otra diva como Beyoncé.

ROMPIENDO BARRERAS.

Nacida en Nutbush, Tennessee (EE.UU.) en 1939, su carrera musical empezó cuando conoció al guitarrista del grupo “Kings of Rhythm”, Ike Turner, un pionero en el mundo del rock and roll que más tarde sería su marido.

Comenzaron cuando el dejó su banda para formar un dúo con Tina en 1960, su fama fue creciendo y se formalizaron como dúo “Ike and Tina Turner Revue”. Se casaron en 1962 y, cuatro años más tarde, lanzaron su álbum “River Deep, Mountain High”. Este trabajo incluía el sencillo de “Proud Mary” que en un principio no tuvo importancia en los Estados Unidos, pero en Inglaterra se volvió masivo alcanzando el número cinco en las listas de éxitos.

En 1971 remasterizaron el tema y esta vez sí tuvo mucha presencia en su país alcanzando el número cinco en las listas, lo cual les permitió ganar sus dos primeros premios Grammy. Ella, sin embargo, cuenta con once galardones de esta categoría, entre otros muchos, y es una de las artistas que más discos y entradas de conciertos ha vendido.

La afroamericana fundía los distintos géneros y tomaba referencias del trío más perfecto de artistas de los años 80: Michael Jackson, Madonna y Prince, como también lo hizo con David Bowie, gran amigo suyo y colaborador en el tema “Tonight”.

Según el medio británico The Guardian, es una estrella que ha conseguido traspasar las líneas y adversidades raciales que se le presentaron e, incluso, venció a la opresión violenta para revolucionar la música y llegar a la cumbre, después de una heroica e inspiradora vida.

 

VIDA MARCADA POR LA VIOLENCIA.

La artista y el fallecido Ike Turner, estuvieron casados durante 16 años y fueron una de las parejas más potentes y significativas del rock and roll. Pero ese dúo se convirtió en una pesadilla para Tina, pues afirmaba que vivió “entre violencia y palizas continuas” por parte de su esposo. Durante ese matrimonio, aparte de sufrir la ira de su marido, la diva también vivió tiempos buenos, como las giras con los Rolling Stone, su amistad con David Bowie e incluso el papel de “Acid Queen” en la película “Tommy” (1975).

Sin embargo, al no cesar los apaleamientos y las bofetadas, decidió huir de Ike durante dos años hasta que, en 1978, firmaron su divorcio.

La huida comenzó, en Dallas (EE.UU.). Según el artículo “El último combate de Ike y Tina”, que aparecía en el diario español El País, la pareja se dirigía a la celebración del bicentenario de la fundación de los Estados Unidos y, en el trayecto al aeropuerto, él intentó pegarla, pero ella lo frenó, comenzando entonces todo un episodio de violencia que duró hasta que llegaron al hotel.

Una vez en la habitación él prosiguió golpeándola hasta que ella, asustada, se tumbó en el sofá y esperó a que se durmiera para marcharse. Estuvo moviéndose de un lugar a otro por miedo a que descubriese dónde se encontraba, hasta que encontró una pequeña casa en Los Ángeles.

En 1978 firmó su divorcio renunciando a todos los “royalties”, a los derechos de autor e incluso a las joyas que habían comprado en los últimos 16 años, para poder mantener su nombre como “Tina Turner”.

 

ÉXITO INAGOTABLE.

Después de su separación, llevó a cabo varios trabajos sin mucho éxito, aunque uno de ellos, producido con ayuda de Bowie: “Let’s Dance” (1982), supuso el regreso de la gran diva. En 1984 fue el culmen de su carrera con el álbum “Private Dancer”, que vendió más de 20 millones de copias.

A finales de los años 80, vuelve a estar presente en las listas de medio mundo con su elepé “Foreign affair” (1989) que vendió más de 12 millones de unidades y fue número uno en muchas listas europeas, mientras que el éxito en EE.UU. no fue tan rotundo. Este trabajo contenía su sencillo “The best”, quizá una de las canciones más escuchadas de la historia de la artista y que cuenta en la actualidad con más de 30 millones de visualizaciones en Youtube.

Su retirada del mundo de la música se produjo en el año 2000 cuando tenía 61 años. Se despidió manteniendo su fuerza vocal y con una gira de 95 actuaciones extendidas por Estados Unidos y por el Viejo Continente.

Además la cantante estadounidense tiene también un record mundial por ser la única intérprete en llenar por completo el estadio de fútbol de Maracaná, en Río de Janeiro, que tiene capacidad para 180.000 personas en un concierto, en 1988. Hecho que solo ha conseguido igualar Paul McCartney en 1990.

En la actualidad Tina Turner tiene una casa en las orillas del lago Zúrich (Suiza) donde disfruta de la paz y la discreción que le ofrece la Confederación Helvética. Igualmente, aprovecha para colaborar en el libro “Tina Turner: My Love Story”, que servirá como homenaje por sus 60 años en la industria musical.

 

“TINA”: EL MUSICAL.

La cantante recibió la nacionalidad suiza en 2013 porque, según aseguraban los medios locales suizos “nada la unía ya a Estados Unidos a excepción de sus lazos familiares”. Aunque se trasladó allí en la década de los noventa, desde ese año lo hace con toda la legalidad y con el que ha sido su marido estos últimos cinco años: el productor alemán, Erwin Back, 17 años menor que ella y, según indican varios medios, el responsable de su radical cambio de vida.

Turner ha estado viajando a Londres en las últimas semanas para la producción de un musical sobre su vida que se estrenó el 17 de abril en el Teatro Aldwych de la capital británica. La estrella, a sus 78 años, ha estado presente en todo el proceso de creación y también en los “casting” y en los ensayos.

“Tina no quería que convirtiéramos su vida en un cuento de hadas”, afirmaba Phyllida Lloyd, directora del musical, en el británico The Telegraph.

Por supuesto, no se perdió el estreno y la propia protagonista de la historia dijo que se había visto reflejada en la protagonista, la actriz y cantante estadounidense nacida en Virginia, Adrienne Warren, que tiene 30 años, y que el mensaje que quería transmitir el musical es: “el veneno se puede convertir en medicina”, según recogía la revista estadounidense People. EFE/REPORTAJES

 

 

EFE REPORTAJES – Elabora temas que se comercializan a través de la plataforma efeservicios. Atención: para ver los artículos disponibles pueden acceder a www.efeservicios.com. Usuario : efep17554 – Clave: demo. Para mayor información contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Reportajes”.//

 

 

 

 

 

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Reportajes