El Thyssen-Bornemisza ya es Museo Nacional

El Museo Thyssen-Bornemisza es ya Nacional, tras aprobar el patronato de la pinacoteca la propuesta del ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, de ese cambio, que no implica variación ni en su naturaleza jurídica ni en su funcionamiento, informó hoy en una nota esa entidad.
Fachada exterior del Palacio de Villahermosa, sede del  Museo Thysse-Bornemisza en Madrid. Efe-Archivo/Fachada exterior del Palacio de Villahermosa, sede del Museo Thysse-Bornemisza en Madrid. Efe-Archivo/

El ministro, presidente del patronato, subrayó la idoneidad del cambio como parte de los actos que marcan el 25 aniversario del museo, el cual se celebra durante este año.
La denominación de “Nacional” sirve para recalcar la condición de pública de la Colección Thyssen-Bornemisza, adquirida por el Estado español en 1993 al barón Thyssen-Bornemisza, y equipara a este museo con otras grandes instituciones artísticas españolas, como el Prado o el Reina Sofía, indica el comunicado.
Desde que la colección fue adquirida en 1993, el ahora Museo Nacional Thyssen-Bornemisza entró a formar parte del patrimonio artístico español “y vino a completar la oferta pictórica madrileña aportando movimientos, escuelas y artistas que no estaban representados en los otros museos de la capital”, según el citado comunicado.
“A lo largo de estos 25 años, el museo ha cumplido su misión de transmitir conocimiento y de educar a través de su colección y de un completo programa de exposiciones y una enorme variedad de actividades”, añade la nota.
Ubicado en el reconstruido Palacio Villahermosa de Madrid, la pinacoteca se encuentra enfrente del Museo del Prado y cerca del Centro de Arte Reina Sofía y junto a estas pinacotecas, conforma el denominado triángulo de oro del arte en el centro de la capital de España, que en un kilómetro de recorrido, alberga uno de los mejores conjuntos pictóricos del mundo.
Aunque se inauguró en 1992, fue el 21 de junio de 1993 cuando el Gobierno español acordó firmar el convenio con el barón Thyssen para acoger en el palacio de Villahermosa y de forma permanente el núcleo principal de su fondo de pintura, instalado en “Villa Favorita”, pinacoteca y residencia familiar del barón en Lugano, Suiza.
Desde entonces, la colección Thyssen de Madrid quedó ubicada en el Palacio de Villahermosa, mientras que en Barcelona, en el Monasterio de Pedralbes, se instalaron 72 cuadros de pintura antigua y ocho esculturas, también procedentes de la colección suiza del barón.
Los fondos de la colección completan las carencias pictóricas de los museos españoles. El fuerte del conjunto procedente de Lugano lo componen primitivos italianos y neerlandeses, Renacimiento alemán, pintura holandesa del siglo XVII, Impresionismo, Expresionismo alemán, Constructivismo ruso, la Abstracción geométrica y el Pop; y destaca la singularidad de los cincuenta cuadros de pintura norteamericana del siglo XIX, prácticamente desconocida en Europa. EFE

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Documentos