Un nuevo terremoto sacude el centro de Chile

Un terremoto de magnitud 5,8 en la escala de Richter se registro hoy cerca de las 23.30 hora local (02.30 GMT del sábado) en la zona central de Chile.
EFE/Claudio ReyesEFE/Claudio Reyes

El seísmo, que tuvo una duración superior al minuto, afectó a la capital, la región de Valparaíso hacia la costa y la de O’Higgins, a unos 100 kilómetros al sur de Santiago.

El epicentro se ubicó a 36 kilómetros al oeste de la ciudad de Quillota, en la región de Valparaíso.

El seísmo, que por el momento no deja víctimas ni daños materiales, tiene lugar tres días después de un terremoto de magnitud 8,2 en el norte del país, que causó seis muertos y destruyó o dañó varios millares de viviendas, entre otros destrozos.

Chile es una estrecha franja de tierra jalonada por alturas de 6.000 metros en Los Andes y profundidades de cuatro a seis mil metros en el mar. Todo su territorio se halla entre las cumbres y las simas de mayor magnitud del planeta.

Estadísticamente, la interacción entre las placas tectónicas de Nazca y de Sudamérica produce un seísmo destructor cada 10 años, un promedio de diez pequeños temblores diarios, y unos 3.500 movimientos sísmicos anuales, según el Instituto de Geofísica de la Universidad de Chile.

En el siglo XIX hubo terremotos devastadores en Chile: en 1822 en Valparaíso; en febrero de 1835 en Concepción, con maremoto; en 1854 y 1859 en Caiapó; en agosto de 1868 y mayo de 1877, acompañados de sendos maremotos que devastaron Arica; en 1906 en Valparaíso, seguido de maremoto; en 1920 en Chillán, y en 1934 en Arauco.

El 24 de enero 1939 un terremoto causó 30.000 muertos en las provincias de Talca y Bío-Bío.  El del 22 de mayo 1960 en Valdivia, de 9,5 grados Richter, está considerado el mayor registrado en el mundo y produjo un ‘tsunami’ de 10 metros de altura que llegó hasta Hawaii donde causó 61 muertos y 32 muertos en Filipinas. Ese seísmo liberó la mayor cantidad de energía medida en un terremoto en el mundo, con una ruptura de falla de 1000 km y desplazamiento de 20 metros. Ello cambió la geografía de mil kilómetros cuadrados de costa. Las réplicas continuaron por un año.

El siguiente gran terremoto y el “tsunami” subsiguiente en Chile tuvo lugar el 27 de febrero de 2010, cuando un seísmo de 8,8 grados en la escala Richter, el séptimo más fuerte de la historia, con una duración de casi 3 minutos, causó 525 muertos, 25 desaparecidos, 800.000 damnificados y pérdidas por 30.000 millones de dólares.

La última vez que tembló la tierra en el país fue el 1 de abril de 2014, cuando un terremoto de 8,2 grados afectó a las regiones de Arica, Parinacota y Tarapacá, en el norte del país, y causó la muerte de 6 personas y la evacuación de 972.000.

Etiquetado con:
Publicado en: Documentos