La tasa de ahorro de los hogares españoles es del 7,7 % de su renta, 2016

La tasa de ahorro de los hogares e instituciones sin fines de lucro se situó en el 7,7 % en 2016, medio punto menos que en 2015, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
En la imagen,  un hombre saca dinero de un cajero automático de Bankia en Madrid. EFE/Archivo/Kiko Huesca
En la imagen, un hombre saca dinero de un cajero automático de Bankia en Madrid. EFE/Archivo/Kiko Huesca

 

la tasa de ahorro de los hogares continúa con la moderación iniciada en 2013 y es la más baja desde 2007, cuando se situó en el 5,9 %.

Los datos que se ofrecen las Cuentas Trimestrales no Financieras de los Sectores Institucionales muestran que el pasado año, la renta disponible bruta del sector hogares de instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares (ISFLSH) se incrementó el 2,5 % y el gasto en consumo final, el 3 %.

En el descenso de la tasa de ahorro ha influido el incremento de las rentas primarias (3 %), derivado de un mayor excedente bruto de explotación (3,7 %), y una mayor remuneración de los asalariados (3,1 %), que se vieron compensados en parte por un descenso del 0,2 % de las rentas de la propiedad, como intereses o dividendos.

De esa forma muestran que los hogares españoles ahorraron 54.072 millones pero, tras hacer frente a las inversiones (por 32.443 millones) y transferencias de capital (605 millones), su capacidad de financiación ascendió a 21.024 millones, una cuantía un 22,7 % inferior a la de 2015 y la más baja desde 2010.

Según los sectores institucionales (hogares e instituciones sin ánimo de lucro, empresas, instituciones financieras y administraciones públicas), la economía española sumó una capacidad de financiación de 22.752 millones, el 2 % del PIB, lo que representó un aumento de 1.465 millones respecto a 2015. Esta cifra es la más elevada del histórico del INE, que contiene datos desde 1999.

Esa capacidad de financiación suma la generada por las empresas no financieras (30.924 millones) y por las instituciones financieras (21.380 millones).
Sin embargo, los datos del INE demuestran que las administraciones públicas registraron una necesidad de financiación de 50.576 millones, que, no obstante, se ha reducido respecto a 2015 (55.128 millones), por el incremento de la renta disponible y el descenso de la inversión y pese al alza del gasto en consumo final y al pago de transferencias de capital.

Sólo en el cuarto trimestre del pasado año, las familias ahorraron el 11,8 % de su renta disponible, lo que supone 1,3 puntos menos que en el mismo periodo del año anterior.

La tasa de ahorro continúa con la tendencia a la moderación del año pasado, cuando con una tasa de ahorro del 13,1 % rompió con la línea ascendente iniciada en los tres últimos meses de 2012 (11,7 %) y que continuó en 2013 (12,4 %) y 2014 (16 %). EFE

 

Etiquetado con:
Publicado en: Análisis