El Supremo revisa la prisión de Oriol Junqueras

El Supremo revisa esta mañana en vista pública el recurso contra la prisión preventiva que presentó el exvicepresident de la Generalitat Oriol Junqueras y le ha citado para que esté presente durante la misma. 
El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, permanece sentado al inicio de una sesión plenaria del Parlamento catalán, el pasado mes de maEl vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, permanece sentado al inicio de una sesión plenaria del Parlamento catalán, el pasado mes de marzo. EFE/Archivo/Andreu Dalmau

 

Un poco más tarde de las 10.40 horas, comenzaba la vista del recurso del exvicepresident de la Generalitat, Junqueras, contra su prisión preventiva, ordenada en el marco de la investigación por el procés hacia la declaración de independencia que se sigue en el alto Tribunal.

El orden de intervenciones previsto será: primero el abogado defensor, quien presentará el recurso; después hablarán las partes adheridas al recurso en representación del número 2 por Junts Per Catalunya, Jordi Sánchez y Josep Nuet, de Esquerra Unida y Alternativa; más tarde intervendrá la acusación popular ejercida por el partido Vox, y finalmente la fiscalía.

Una vez concluida la vista en la que su abogado solicitará la excarcelación, los magistrados pueden adoptar dos posiciones: guardar silencio hasta el auto o comunicar a la defensa y a Instituciones Penitenciarias el cambio en la situación personal del exvicepresidente catalán una vez hayan deliberado.

En la vista del recurso de apelación ante la Sala de lo Penal del Supremo, es ponente el magistrado Miguel Colmenero. El juez Pablo Llarena decidió mantener en prisión preventiva al exvicepresident de la Generalitat, además de al exconseller de Interior Joaquim Forn y a los líderes independentistas Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, aunque dejó en libertad bajo fianza a otros imputados. Lo hizo porque identificó riesgo de grave reiteración delictiva. Junqueras recurrió contra esa decisión.

En su recurso, Junqueras pedía que se le dejara en libertad porque su encarcelamiento tenía “efectos muy relevantes en el ámbito de la campaña” electoral, e insistía en su apuesta por “escenarios de diálogo y resolución bilateral” de conflictos.

Desde el punto de vista estrictamente procesal la cuestión de si Junqueras saldrá o no en libertad para tomar posesión de su escaño tras haber resultado elegido, o de si podrá votar en la investidura, no se plantea. Inevitablemente sobrevolará la vista de uno u otro modo.

Llarena considera que una posible reiteración delictiva tendría, en el caso de Junqueras (o de los otros reos que siguen en prisión preventiva) consecuencias especialmente graves, sobre todo debido a su liderazgo en el procés y su relación con los tumultos y movilizaciones ocurridas.

El fiscal se ha opuesto, al igual que la acusación popular ejercida por el partido Vox, a la salida en libertad bajo fianza de Junqueras, por considerar que tal y como opina el magistrado, existe riesgo de reiteración delictiva, aunque no de fuga.

Tras la vista, si hay silencio ello supondrá un rechazo de las aspiraciones de Oriol Junqueras, quien deberá aguardar a la redacción del auto con el rechazo del  recurso. Por contra, si los magistrados deciden ponerle en libertad, lo comunicarán de forma inmediata y con posterioridad presentarán su decisión por escrito. EFE

 

 

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Análisis