El Supremo deniega la libertad a Rull y Turull

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que investiga el "procès" en el Supremo, ha denegado a Jordi Turull y Josep Rull la libertad provisional indefinida que le habían solicitado para ser consellers, ante el incremento de riesgo de reiteración delictiva tras la voluntad independentista expresada por el nuevo president catalán, Quim Torra.
Jordi Turull (d), y Josep Rull (i) a su llegada al Tribunal Supremo. EFE/ArchivoJordi Turull (d), y Josep Rull (i) a su llegada al Tribunal Supremo. EFE/Archivo

 

En un auto divulgado este martes, el magistrado del Supremo considera que la petición de salir de la cárcel, donde están en prisión preventiva desde marzo, que le han hecho Rull y Turull, no debe ser atendida porque persiste e incluso se ha incrementado el peligro de reiteración delictiva que le llevó a adoptar aquella resolución.

Dicho peligro incluso se incrementa, dice Llarena, ante la pública expresión hecha por el nuevo president, Quim Torra, de impulsar la república independiente catalana ilegalmente declarada.

Por otra parte, esta mañana se conocía que la Fiscalía de Schleswig-Holstein (norte) solicitará a la Audiencia Territorial de ese “Land” alemán la extradición a España por rebelión del expresidente catalán Carles Puigdemont, tras examinar la nueva documentación presentada por la justicia española.

Fuentes de esa Fiscalía han informado de esa nueva petición que deberá estudiar ahora el tribunal, al que ya solicitó el 9 de mayo el ingreso en prisión de Puigdemont, lo que fue rechazado por esa corte.

La Fiscalía argumentó entonces su petición de dictar nuevamente el ingreso en prisión del expresidente catalán con los nuevos documentos facilitados por España, en particular de los vídeos “que muestran los actos violentos contra fuerzas policiales españolas”.

La Fiscalía considera en su escrito que “había que partir de la base de que sigue existiendo riesgo de fuga”.

“Los disturbios tenían tal dimensión, que la Fiscalía parte de la base de que hay que extraditar por rebelión. Según la ley alemana se tomaría en consideración no sólo el delito por alta traición, sino en todo caso también por perturbación del orden público en caso particularmente grave”, según se ha comunicado hoy.

“La información transmitida por las autoridades españolas y en particular el estudio de los vídeos proporcionados muestran que los disturbios en Cataluña alcanzaron una dimensión que podría haber forzado al gobierno española a claudicar a las demandas de los separatistas”, indica la resolución publicada por la Fiscalía. EFE