South Summit Alianza del Pacífico: emprendimiento e innovación en América Latina

La idea de crear South Summit se concibió a finales de 2011 para dar visibilidad a los emprendedores y promover un encuentro entre startups, inversores especializados y corporaciones innovadoras.
Juan José Güemes, presidente del Centro de Emprendimiento e Innovación de IE University.Juan José Güemes, presidente del Centro de Emprendimiento e Innovación de IE University.

Juan José Güemes, presidente del Centro de Emprendimiento e Innovación de IE University

 

Hacerlo en Madrid tenía como objetivo mostrar al mundo que no todo era crisis en España y que estaba cobrando fuerza una revolución de talento y de creación a la que casi nadie estaba prestando atención (pasaba, desde luego, completamente desapercibida para los medios de comunicación internacionales, más pendientes de la quiebra de una parte del sistema bancario), pero que se gestaba ahí y constituía además un gigantesco potencial de transformación.

El tiempo ha validado nuestra presunción: las startups finalistas de South Summit han levantado financiación por valor de más de un billón de euros y han despertado el interés de muchas corporaciones que han entendido que la colaboración con los emprendedores constituye una poderosa herramienta que les permite fortalecer su innovación abierta.

En julio de ese mismo año, José María Álvarez-Pallete, entonces presidente de Telefónica LATAM, abría en Bogotá la primera de las aceleradoras de Wayra. Inició así un movimiento que luego inspiró a muchas otras corporaciones en Latinoamérica y Europa. La graduación de la primera promoción de Wayra Colombia se celebró con un Wayra | IE University Demo Day, que fue el embrión de Colombia Startup & Investor Summit. También desde aquel año se organizan en las principales capitales de Latinoamérica los Venture Days de IE University. Los encuentros entre startups, inversores y corporaciones que desde IE hemos promovido regularmente en Santiago de Chile, Buenos Aires, Sao Paulo, Lima, Bogotá, Medellín, Guatemala, México DF, Miami y Los Ángeles, nos han permitido ser testigos de excepción de la maduración de los ecosistemas de startups en la región.

También en 2011 nació la Alianza del Pacífico, que en un tiempo récord se ha convertido en uno de los procesos de integración económica y comercial más prometedores, tanto por la importancia y el potencial de los países fundadores como por su carácter de building block que involucra a toda la cuenca del Pacífico.

En poco más de un quinquenio, Chile, Colombia, México y Perú han logrado cimentar las bases de un espacio de libre movimiento de bienes, servicios, capital y personas; y han creado un área que constituye la octava economía y el octavo exportador del mundo. Representa más del 40 por ciento del PIB de Latinoamérica y el Caribe y casi la mitad de sus exportaciones. Y cuenta, además, con una riqueza natural de incalculable valor: una población de 218 millones de personas, en su mayoría jóvenes.

Los cuatro países fundadores de la Alianza están entre las economías que más rápido han crecido en los últimos años, pero tienen ante sí el desafío de consolidar y avanzar en su trayectoria de éxito en un contexto de precios estables de las materias primas, lo que les exige poner el foco en la innovación y en la producción de bienes y servicios de valor añadido.

La Alianza del Pacífico puede y debe aspirar a convertirse también en un espacio de referencia de emprendimiento e innovación. Desde ese convencimiento, el pasado 1 de diciembre celebramos en Bogotá la primera edición de South Summit Alianza del Pacífico y presentamos las cuarenta startups finalistas a setenta inversores especializados y más de cien líderes de innovación corporativa llegados de EE.UU, Europa, Asia y de la propia región.

El éxito de la convocatoria ya ha convertido al Summit en el mejor escaparate del vibrante ecosistema emprendedor de los cuatro países fundadores y de la oportunidad de escala que la Alianza les brinda. Esto, por supuesto, nos refuerza en la idea de que estamos ante una revolución emprendedora en la Alianza del Pacífico cuyo impacto veremos crecer en los próximos años.

 

NOTA: Este artículo forma parte del servicio de firmas de la Agencia EFE al que contribuyen diversas personalidades, cuyos trabajos reflejan exclusivamente las opiniones y puntos de vista de sus autores.

imagen

imagen