ESPAÑA CATALUÑA

Los liberales de Ciudadanos ganan en Cataluña pero los secesionistas reafirman su mayoría

Los liberales de Ciudadanos han ganado las elecciones regionales en Cataluña, con 36 escaños en una Cámara de 135, pero las fuerzas secesionistas reafirman la mayoría absoluta, en unas elecciones en las que ha habido un gran participación, el 81,9 por ciento.
Los liberales de Ciudadanos ganan en Cataluña pero los secesionistas reafirman su mayoría

El voto ha concedido a Ciudadanos (centro) la victoria de las elecciones catalanas. Con casi el 97 por ciento escrutado, el partido que lidera en la región Inés Arrimadas ha sumado 36 escaños respecto a una mayoría absoluta de 68 escaños. Ciudadanos es la primera fuerza política en Catalaluña tanto en votos como en escaños. En las anteriores elecciones de 2015, Ciudadanos obtuvo 25 escaños, con lo que sumaría 11 asientos más de un Parlamento regional constituido por 135 diputados.

Ciudadanos, que preside en el ámbito nacional Albert Rivera, ha sido la revelación de esta importante cita electoral, con una campaña en la que reclamó ser el partido necesario y alternativo a los secesionistas.

Los independentistas conservadores de Junts per Cataluyna, del presidente de la Generalitat (gobierno autónomo), Carles Puigdemont, es la segunda formación más votada -con 34 escaños-, en tanto que los independentistas republicanos de izquierda de ERC, y cuyo líder Oriol Junqueras está encarcelado, han logrado 32 escaños, su mejor resultado histórico.

Pese a la fortaleza de Ciudadanos, Junts per Catalunya y ERC mantendrían el liderazgo del independentismo en el legislativo catalán con el apoyo decisivo de los antisistema independentistas de la CUP (4 escaños).

La izquierda alternativa de Catalunya en Comú-Podem (CatECP), liderada por al alcadesa de Barcelona, Ada Colau, conseguiría 8 escaños, tres menos que en 2015.

Entre las fuerzas defensoras de la Constitución, los socialistas del PSC, de Miquel Iceta, han recibido 17 escaños y el Partido Popular de Cataluña (centroderecha) suma 4 escaños, siete menos que en las anteriores elecciones de 2015.

Como ya habían previsto las encuestas, la alta participación, la mayor entre las elecciones autonómicas catalanas, ha sido la nota más reseñable de estos comicios, superando el 81 por ciento. En la cita electoral anterior esa participación se situó en el 74,95 por ciento.

A tenor de los resultados, las elecciones, que se han desarrollado en un ambiente de normalidad, han mostrado también la división casi al 50 por ciento entre independentistas y constitucionalistas existente en Cataluña.

Ya durante toda la campaña se registró una fuerte polarización entre partidarios de la independencia y los que defienden la Constitución y la pertenencia de la comunidad autónoma de Cataluña a España.

Esta es la cuarta vez en siete años que los catalanes celebran elecciones regionales, tras las de 2010, 2012 y 2015, ejemplo de la inestabilidad política que vive la región, marcada por el debate independentista de los últimos tiempos. EFE

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Análisis