ARGENTINA SUBMARINO

Sin paradero del submarino argentino desde hace dos semanas

Al cumplirse dos semanas sin que se sepa nada del submarino de la Armada Argentina ARA San Juan, con 44 tripulantes a bordo, ya se ha rastreado el 68 % de la zona del Atlántico en la que se cree puede estar y se prevé en las próximas horas mejoras de la meteorología que favorecerán la búsqueda.
Al cumplirse dos semanas sin que se sepa nada del submarino de la Armada Argentina ARA San Juan, con 44 tripulantes a bordo, ya se ha rastreado el 68 Al cumplirse dos semanas sin que se sepa nada del submarino de la Armada Argentina ARA San Juan, con 44 tripulantes a bordo, ya se ha rastreado el 68 % de la zona del Atlántico en la que se cree puede estar. EFE/David Fernández

“Continuamos en la búsqueda del submarino con todo el esfuerzo. Estamos agotando todo el equipo de alta tecnología de los ocho buques que están en la zona barriendo todo el fondo, mapeando el perfil”, explicó ante la prensa en Buenos Aires el capitán de navío Enrique Balbi.

El portavoz de la Armada reconoció que “es muy difícil estimar” cuándo se llegará al 100 % de rastreo, ya que dependerá de las condiciones en las que se encuentre el mar por la meteorología del momento, que desde que comenzó la búsqueda, durante varias de las jornadas, no han sido las óptimas.

Actualmente, 19 países, entre ellos Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Brasil y España, trabajan con 4.040 personas -3.200 de la Armada Argentina- en el operativo, que incluye 28 buques -16 argentinos- y nueve aeronaves, de las que tres son del país austral.

“Han venido de todas las partes del mundo a decir: queremos ayudarlos argentinos. Queremos darle todo nuestro apoyo, la mejor tecnología para ver si juntos encontramos el submarino”, afirmó el presidente, Mauricio Macri, para quien esta situación demuestra que el mundo “está dando una oportunidad” al país.

El área de operaciones

El área de operaciones en la que se busca el sumergible, a unos 430 kilómetros de la costa argentina y delimitada en base a la explosión registrada en esa zona poco después de que desapareciera, llega a los 40.000 kilómetros cuadrados, de los que la mayor concentración de búsqueda es de 4.000, equivalente a 20 veces la superficie de la ciudad de Buenos Aires.

En el punto de búsqueda ya está el buque noruego Sophie Siem, que lleva a bordo un minisubmarino de rescate de Estados Unidos que puede descender hasta los 600 metros de profundidad, aunque no podrá usarse hasta que no se localice el ARA San Juan.

Asimismo, en breve se sumará el buque de la Armada Argentina ARA Islas Malvinas, para embarcar un vehículo sumergible a remoto de origen ruso que tiene un alcance operativo de inmersión de 1.000 metros.

Se estima también que el 5 de diciembre llegue desde Rusia el barco de exploración científica “Yantar”, que cuenta con equipamientos de alta tecnología de inspección y puede operar a profundidades de hasta 6.000 metros.

Los familiares de los tripulantes aguardan con incertidumbre las novedades en la localidad bonaerense de Mar del Plata, adonde hace 10 días debería haber llegado el submarino tras realizar un viaje desde el puerto austral de Ushuaia.

La última comunicación

La Armada reiteró que la última comunicación con el submarino fue a las 7,30 horas del día 15, después de que el comandante del ARA San Juan avisase de madrugada que había ingresado agua por el sistema de ventilación, que llegó a las baterías y ocasionó un cortocircuito y principio de incendio de humo sin llama.

Paralela a la búsqueda, una causa judicial se está investigando la desaparición del buque.EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Análisis