Simone Veil, expresidenta del Parlamento Europeo

La política francesa Simone Veil, primera mujer elegida presidenta del Parlamento Europeo y considerada una figura del feminismo tras legalizar el aborto en Francia en 1974 como ministra de Sanidad, ha muerto a los 89 años en París.
Foto de archivo de Simone Veil. EFE/EFE/Fernando AlvaradoFoto de archivo de Simone Veil. EFE/EFE/Fernando Alvarado

 

Simone Veil, nacida en la ciudad francesa de Niza el 13 de julio de 1927,  pertenecía a una familia de judíos no practicantes cuyos miembros, ella incluida, fueron detenidos por la Gestapo en 1944 e internados en el campo de exterminio nazi de Auschwitz donde perecieron sus padres y un hermano.

A su vuelta a Francia, tuvo una formación jurídica y trabajó como alta funcionaria en la magistratura hasta que en mayo de 1974 el recién elegido presidente, Valéry Giscard d’Estaing, la nombró ministra de Sanidad, un cargo en el que se significó sobre todo por la conocida como “ley Veil”, que despenalizó la interrupción voluntaria del embarazo.

En la defensa de esa ley ante el Parlamento, se enfrentó a una oposición particularmente dura de derecha, con algunos diputados que le llegaron a reprochar que apostaba por el genocidio y por un comportamiento similar al de los nazis.

Desde 1979 a 1982 estuvo al frente de la Eurocámara, cuyos miembros fueron elegidos entonces por primera vez por sufragio universal.

Tras este periodo volvió a ser titular del Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales en el Gobierno del primer ministro Edouard Balladur, entre 1993 y 1995, también fue miembro del Consejo Constitucional de1998 a 2007 y en 2010 se convirtió en la sexta mujer académica de Francia.

A lo largo de su vida fue galardonada con numerosos premios y condecoraciones como el de Caballero de la Orden Nacional del Mérito; Gran oficial de la Orden de Imperio Británico, premio de la Fundación Alexander Onassis (1980); Premio Carlomagno (1981); Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional (2005), Premio Europeo Carlos V (2008), Premio Norte-Sur del Consejo de Europa (2008) o la Gran Cruz de la Legión de Honor Francesa, entre otros.

 

EFE/DOC