Sentencia europea contra Uber

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sentencia que las autoridades nacionales pueden exigir licencia de taxi a la compañía estadounidense Uber, al considerar que se trata de una empresa de transporte y no de una plataforma digital para poner en contacto a conductores y viajeros.
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sentencia que las autoridades nacionales pueden exigir licencia de taxi a la compañía estadounidEl Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sentencia que las autoridades nacionales pueden exigir licencia de taxi a la compañía estadounidense Uber, al considerar que se trata de una empresa de transporte y no de una plataforma digital. EFE/Archivo/Ritchie B. Tongo

La sentencia, que sienta jurisprudencia en el conjunto de la Unión Europea, permite a las autoridades nacionales exigir a Uber licencias por servicios de taxi si lo consideran oportuno, al entender que su actividad debe estar regulada por la normativa comunitaria relativa al transporte y no a los servicios digitales o de otra naturaleza.

Uber es una plataforma que proporciona a sus clientes una red de transporte privado, a través de una aplicación móvil, que conecta a pasajeros con conductores privados de vehículos registrados en su servicio, los cuales ofrecen un servicio de transporte a particulares.
La empresa presta sus servicios en ciudades de todo el mundo.

Los taxistas, enfrentados a Uber, vienen reclamando a las administraciones un mayor control sobre esta actividad competidora. Se quejan de sus precios más bajos que rompen el mercado, de eludir las obligaciones fiscales, de una falta de seguridad, de intrusismo y de prácticas ilegales en la recogida de viajeros, entre otras cuestiones.

El portavoz de Uber en España, Yury Fernández Castillo, declaró a EFE que el fallo “llega con un desfase de tres años”, ya que responde a un requerimiento realizado en 2014 por un juez de Barcelona a instancias de una asociación profesional de taxistas en relación a un modelo de negocio que la empresa estadounidense cambió en marzo de 2016.

“La sentencia ahora no tiene ninguna implicación práctica para la operativa de Uber en España”, considera Fernández Castillo en referencia a que la compañía funciona desde 2016 con un modelo de negocio basado en las licencias VTC (vehículos de alquiler con conductor) para vehículos con conductor.

Uber se constituyó en San Francisco (EEUU) en 2009 por Travis Kalanick y Garret Camp y dos años después comenzó a operar en Estados Unidos. Poco a poco, la sociedad se fue internacionalizando al tiempo que iba ganándose la oposición frontal del sector del taxi.EFE

Etiquetado con:
Publicado en: Documentos