Senado brasileño aprueba enjuiciar a la presidenta Rousseff

El Senado de Brasil ha aprobado someter a un juicio político a la presidenta Dilma Rousseff y apartarla del cargo por un máximo de 180 días para que concluya el proceso, tiempo en el que será sustituida por su vicepresidente, Michel Temer.
Foto de Dilma Rousseff durante su primer discurso como presidenta de Brasil el 1 de enero de 2011. (EPA) EFE/EFE/MARCELO SAYAO
Foto de Dilma Rousseff durante su primer discurso como presidenta de Brasil el 1 de enero de 2011. (EPA) EFE/EFE/MARCELO SAYAO

Las acusaciones contra Rousseff se fundamentan en unas maniobras fiscales irregulares en las que el Gobierno incurrió en 2014 y 2015 a fin de maquillar sus resultados, que incluyeron la omisión de multimillonarias deudas con la banca pública.

Rousseff, primera mujer en ser elegida presidenta de Brasil, nació en Belo Horizonte el 14 de diciembre de 1947.

Su padre, el empresario y abogado búlgaro Pedro Rousseff, era miembro del Movimiento Comunista Búlgaro, que emigró primero a Francia por razones políticas en 1929 y tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial se trasladó a Argentina y posteriormente a Brasil, donde contrajo matrimonio.

Graduada en la Escuela de Ciencias Económicas de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul, Rousseff fue miembro del movimiento de resistencia contra la Dictadura Brasileña en los años sesenta, perteneció a la organización izquierdista Política Operaria y al grupo guerrillero Vanguardia Armada Revolucionaria Palmarés.

En 1970 fue detenida y condenada por un tribunal militar que la encerró en prisión hasta 1973, donde fue sometida a torturas.

Entre 1991 y 1995 fue secretaria de Energía del Estado de Río Grande do Sul entre 1991 y 1995, cargo que repitió en 1998.

En enero de 2003 el presidente Lula da Silva la nombró ministra de Minas y en 2005 Ministra de Presidencia, desde donde gestionó el Programa de Aceleración del Crecimiento.

Lula la eligió como su sucesora y candidata a la presidencia de Brasil en las elecciones de octubre de 2010, en las que se alzó con la victoria.

Su presidencia ha estado marcada por el alejamiento de Estados Unidos tras descubrirse las actividades de espionaje estadounidenses en Brasil y por su relación con el grupo de países emergentes conocidos por las siglas BRICS (Brasil, Rusia, China, India y Sudáfrica).

En política interior su mayor descalabro lo sufrió julio de 2013 por la subida de los precios del transporte publico que dio lugar a una de las mayores protestas de la historia de Brasil. Y también por la sombra de la corrupción que acecha a su partido en relación con la petrolera estatal Petrobras.

EFE/DOC

Etiquetado con: ,
Publicado en: Protagonistas