SEAT ERE

Seat anuncia un ERE temporal de 9.000 trabajadores

La dirección de Seat ha anuncia a los representantes de los trabajadores un ERE temporal que afectará a buena parte de su plantilla, en concreto a más de 9.000 personas, todo el personal implicado en la producción, que deberá parar entre unos 5 y unos 40 días, aproximadamente.
Exterior de la fábrica de Barcelona de SEAT. EFE/Archivo/Toni GarrigaExterior de la fábrica de Barcelona de SEAT. EFE/Archivo/Toni Garriga

Seat, filial del grupo automovilístico alemán Volkswagen en la actualidad, es una de las compañías más emblemáticas del sector automovilístico mundial.

Su historia se remonta al el 9 de mayo de 1950, cuando fue constituida como Sociedad Española de Automóviles de Turismo (Seat) por el Instituto Nacional de Industria (INI) con un capital de 600 millones de pesetas. El INI aportó el 51 por ciento.

El origen de SEAT se remonta al acuerdo firmado en 1948 entre el INI y FIAT para la fabricación del 1400 de la empresa italiana.

La construcción de la factoría se inició en la Zona Franca de Barcelona en 1950 entre grandes dificultades. Hasta el 13 de noviembre de 1953 no se fabricó el primer vehículo SEAT 1400,  con una plantilla de 925 trabajadores.

El 5 de octubre de 1955 quedó inaugurada.  El éxito de la marca se vio coronado con el seat 600, un vehículo de pequeñas dimensiones que comenzó a fabricarse en 1957 y del que se produjeron 800.000 ejemplares durante 17 años.

En los años 1963, 1966 y 1968 añadió a su oferta los modelos 1500, 850 y 124, respectivamente. La capacidad de producción aumentó hasta los doscientos mil vehículos al año y en 1969 se alcanzó el millón de coches fabricados desde su apertura.

En 1980 FIAT no cerró un acuerdo de fusión y se desvinculó de Seat, y en  1982 vendió al INI su paquete de acciones, un 41 % del capital, por el precio simbólico de una peseta.

Sumida en una profunda crisis, el 30 de septiembre de 1982, Seat firmó un acuerdo de colaboración con Volkswagen.  En 1984 se comercializó el Ibiza, primer modelo exclusivo de SEAT. También comenzó la producción de los modelos Polo y Santana de Volkswagen.

En 1986 Volkswagen adquirió el 51 % del capital de SEAT, mientras que el Estado se hizo cargo de los 185.000 millones de pesetas (unos 11.000 millones de euros) de pérdidas de la empresa y dejar la plantilla en 13.000 trabajadores.

En noviembre de 1990  la marca española se incorporó en su totalidad a Volkswagen y en diciembre de 1996, SEAT nombraba por primera vez un presidente extranjero, el belga Alain De Smedt.

Las medidas adoptadas para afrontar su crisis permitieron que en 1997 la empresa lograra beneficios por valor de 11.051 millones de pesetas (unos 66,4 millones de euros).

Un nuevo convenio con mayor flexibilidad hizo que Volkswagen retornara a Martorell  la producción del Ibiza en 2005, tres años después de su traslado a  la ciudad eslovaca de Bratislava.

El modelo Exeo, una nueva berlina del segmento D, se incorporó en 2009. Además  la compañía produce los deportivos Altea, Ibiza y León, los modelos familiares Toledo y Córdoba, el monovolumen Alhambra y el todo camino Alea Freetrack.

El alemán Jürgen Stackmann es presidente de Seat desde abril de 2013. En 2012 redujo la pérdida operativa hasta 156 millones de euros, un 30,7 % menos que en 2011, tras reducir costes. Durante el ejercicio la facturación subió un 20,2 %, hasta 6.485 millones de euros.

La multinacional se ha planteado el ERE temporal en la barcelonesa planta de Martorell ante la caída de la demanda.

Publicado en: Documentos