VENEZUELA CRISIS

Se instala la Asamblea Constituyente en Venezuela, integrada solo por chavistas

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, un órgano integrado únicamente por representantes afines al Gobierno, se instaló en el Palacio Federal Legislativo, en Caracas, pese al rechazo de la oposición y de buena parte de la comunidad internacional.
Cientos de venezolanos se concentran en torno al Palacio Federal Legislativo, en Caracas, para apoyar la instalación de la Asamblea Nacional ConstituCientos de venezolanos se concentran en torno al Palacio Federal Legislativo, en Caracas, para apoyar la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), un órgano que estará integrado por 545 representantes, todos afines al Gobierno venezolano, y que redactará una nueva Carta Magna. EFE/Miguel Gutiérrez

La excanciller venezolana Delcy Rodríguez será su presidenta, en tanto que la primera vicepresidencia la asumirá el ex vicepresidente Aristóbulo Istúriz y la segunda estará a cargo del ex fiscal Isaías Rodríguez.

El dirigente chavista y expresidente del Parlamento Fernando Soto Rojas, que actuó como “director de debates” de la Asamblea Nacional Constituyente, aseguró que ésta se instala para lucha contra la opresión extranjera y de la “burguesía” nacional.

“(Iremos) avanzando hacia la construcción de una sociedad sin clases sociales, sin dominantes ni dominados (…) una sociedad justa y amante de la paz (con) igualdad social frente a los medios de producción regidos por los principios de justa distribución de los bienes y servicios para satisfacer las necesidades de nuestro pueblo”, dijo Soto Rojas.

Poco antes, un tribunal venezolano había rechazado la solicitud del Ministerio Público de anular la instalación de la Asamblea Constituyente, formalización a la que el Parlamento venezolano se ha opuesto férreamente.

El nacimiento de la Constituyente se realiza en medio de un fuerte rechazo internacional, por las acusaciones de “fraude” en la elección el pasado domingo del medio millar de asambleístas.

El Vaticano pidió que se suspendiera la Constituyente por fomentar “un clima de tensión” e “hipotecar el futuro”, lo que ya demandó Estados Unidos, la Unión Europea y una decena de países latinoamericanos que la consideran una amenaza a la democracia.

Pese al rechazo, los 538 constituyentes recién elegidos el pasado domingo arribaron al palacio legislativo -sede del Parlamento, actualmente controlado por una contundente mayoría opositora- portando cuadros de Chávez y del prócer de la independencia Simón Bolívar.

Reescribir la Carta Magna

La formalización de la Constituyente fue transmitida en cadena obligatoria de radio y televisión y en los alrededores del legislativo, cientos de simpatizantes del chavismo se congregaron para manifestar su apoyo a la ANC, que tendrá la facultad para reescribir la Carta Magna vigente y reordenar el Estado.

El presidente venezolano convocó a la elección el pasado 1 de mayo, en un intento por apagar la oleada de protestas antigubernamentales que se habían iniciado un mes antes.

Pero desde entonces las manifestaciones, que se saldan con al menos 121 fallecidos, arreciaron y todavía se mantienen.

La coalición de partidos opositores Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no se presentó a los comicios de la Constituyente del pasado domingo, al considerarlos “fraudulentos” y una estrategia del Gobierno de Maduro para constituir una dictadura en la nación petrolera.

En las elecciones participaron más de 8 millones de los casi 19,5 millones de venezolanos convocados a las urnas, de acuerdo con los datos del Consejo Nacional Electoral (CNE), números que son rechazados por la oposición, que asegura que el chavismo “inventó” votos.

Sobre estos números, además, cayó la sombra de la duda cuando la empresa Smartmatic, encargada del recuento de votos en el país, denunció que hubo manipulación en el dato de participación anunciado.EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Análisis