Sánchez forma su propio equipo y premia a quienes le ayudaron

El flamante líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha dado peso en su Ejecutiva a federaciones como Madrid, Comunidad Valenciana, Cataluña y Andalucía con la idea de proyectar a sus líderes para las autonómicas y municipales, limar asperezas con el PSC y reconocer el papel de los que arrimaron el hombro por él.
Pedro Sánchez, aspirante a liderar el Partido Socialista. EFE/Archivo/Villar LópezPedro Sánchez, aspirante a liderar el Partido Socialista. EFE/Archivo/Villar López

Pendientes los últimos flecos, será una Ejecutiva en la que Sánchez ha prescindido de casi todos los secretarios de área de su antecesor, Alfredo Pérez Rubalcaba, en una renovación que aspira a combinar experiencia y caras nuevas, en la que ha situado a gente de su confianza, jóvenes como él.
La configuración de la Ejecutiva lleva horas bloqueada por la representación de Asturias, después de que Susana Díaz haya desplazado al asturiano Javier Fernández de la presidencia del Consejo de Política Federal.
Fernández era miembro nato de la dirección federal en su calidad de coordinador del hasta ahora denominado Consejo Territorial, pero ayer trascendió que la presidenta andaluza, Susana Díaz, era quien iba a ocupar ese cargo en la nueva etapa. Su vacante está pendiente de resolver.
Andalucía desembarca en Ferraz con una de las personas fuertes del Gobierno de Susana Díaz a cargo del potente área de salud, con un número tres encargado de poner blanco sobre negro la “tercera vía” y con una presidenta respetada y con solera.
El diputado sevillano Antonio Pradas se encargará de la secretaría de Política Federal (que antes se denominada Política Autonómica), que tiene ante sí el reto de la consulta catalana y que los socialistas no se desvíen ni un ápice de la declaración de Granada.
La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, se hará cargo de un área como la de Políticas Sociales que, sin duda, tendrá vital importancia para los socialistas.
Y es que el PSOE no va a desperdiciar ocasión para reprochar al Ejecutivo de Mariano Rajoy sus recortes en materias sociales y en el estado del bienestar, y nadie mejor que una andaluza -dicen desde los círculos de Sánchez- para contraponer lo que hace un gobierno conservador y uno progresista.
Los adversarios de Sánchez en la consulta a las bases, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, le afean que no les haya integrado, como prometió, pero desde el entorno del líder se recuerda que hay al menos dos responsables de área que respaldaron la candidatura del vasco: Meritxell Batet y Manuel de la Rocha.
Madina, sin embargo, lo ha negado con el argumento de que esas personas han sido propuestas por sus respectivos líderes territoriales, ya que él no ha sido consultado.
Fuentes del entorno de Sánchez señalan que su idea es dar proyección a varios líderes regionales en aquellas comunidades como la valenciana o la madrileña, gobernadas por el PP, donde las encuestas pronostican que podría haber un cambio en las próximas elecciones autonómicas.
Además, la presencia reforzada de catalanes en la Ejecutiva con tres miembros (en la dirección de Rubalcaba sólo ocupaban dos vocalías) pretende engrasar la relación con el “partido hermano”, el PSC, algo deteriorada tras las desavenencias del pasado a cuenta del derecho a decidir.
En ese contexto se interpreta el regreso a la dirección federal de la exministra Carme Chacón, que ocupará la cartera de Política Internacional y que vuelve a la primera línea de la política nacional después de que hace casi un año abandonara su escaño para marcharse a impartir clase en una universidad estadounidense.
Su nombre no ha sido confirmado hasta última hora y algunas fuentes apuntan a las diferencias de criterio entre Rubalcaba, que podría no estar muy de acuerdo con dar protagonismo a Chacón, y José Luis Rodríguez Zapatero, que, al parecer, ha terciado para que su exministra de Defensa esté en la nueva dirección.
Incluso las malas lenguas apuntan a que esa es la razón por la que Zapatero no ha acudido a la primera jornada del congreso federal, aunque se le espera mañana.
Otras apuntan a que Chacón no descarta su posible presentación a las primarias y necesitaba una plataforma para volver a recuperar presencia pública.
También quiere Sánchez potenciar a su propia federación, la madrileña, y, con él, son cuatro los miembros presentes en la nueva dirección: el secretario de Movimientos Sociales, Pedro Zerolo, y el joven economista Manuel de la Rocha, encargado del área de Economía, además del líder del PSM, Tomás Gómez, que ha entrado como vocal. EFE

 

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es

 

—-//EFE elabora documentos de análisis bajo petición gracias a la red de profesionales de la información desplegada en más de 120 países del mundo, con el apoyo y coordinación de su área de Análisis.
EFE garantiza en todo momento la confidencialidad de los interesados así como de la información utilizada para este fin, que es custodiada por el área de Análisis del Dpto. de Documentación de EFE y está vinculada a este único objetivo, destruyéndose de forma segura una vez concluido y entregado el encargo.
Para mayor información pueden contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Análisis”.//—-

 

 

Etiquetado con:
Publicado en: Análisis