Sánchez reclama respeto y diálogo en la Diada, Torrent tilda de “excepcional”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reclama "convivencia, respeto, diálogo y entendimiento" con motivo de la celebración de la Diada de Cataluña, que el presidente del parlamento catalán, Roger Torrent tilda de "excepcional".
El presidente de la Generalitat, Quim Torra,c., encabeza la ofrenda floral del Govern al monumento a Rafael Casanova en Barcelona con motivo de la celEl presidente de la Generalitat, Quim Torra,c., encabeza la ofrenda floral del Govern al monumento a Rafael Casanova en Barcelona con motivo de la celebración de la Diada de Cataluña. EFE

 

Sánchez, quien ha hecho ese llamamiento en un mensaje en su cuenta de Twitter, expresa también su felicitación en catalán ante este día. “Que este 11 de septiembre sea un día de celebración y orgullo por una cultura, una lengua y una historia que une a todos los catalanes y catalanas. Por la convivencia, el respeto, el diálogo y el entendimiento: Bona Diada2018 a tothom”, escribe el jefe del Ejecutivo.

Desde el Parlament, el presidente Roger Torrent, reivindica el carácter “excepcional” de esta Diada Nacional de Catalunya, aunque ha remarcado que esta festividad es “de todos y para todos”.

En declaraciones a los medios tras participar en la tradicional ofrenda floral al monumento de Rafael Casanova, el último conseller en cap de Barcelona, ha asegurado que esta Diada es “excepcional porque hay presos y exiliados políticos, y esto no es una situación normal en democracia”, ha asegurado.

Torrent ha hecho un llamamiento a todos los catalanes, al margen de sus posiciones políticas, a “disfrutar en paz” de la Diada y a vivirla “con quien quieran y como quieran, pero siempre en libertad”.

La tradicional ofrenda floral al monumento a Rafael Casanova en Barcelona ha vivido a primera hora de hoy minutos de tensión cuando algunos participantes han bloqueado el paso a la delegación de la ultraderechista Plataforma per Catalunya (PxC), al grito de “Fuera fascistas de nuestros barrios”.

Sobre las nueve de esta mañana, una docena de miembros de PxC se preparaba para hacer su ofrenda en la cola de delegaciones de instituciones, partidos y entidades, con banderas con la cruz de Sant Jordi, una bandera española y una ‘senyera’, cuando a su alrededor han arreciado los gritos en contra de su presencia.

Este martes, 11 de septiembre, el acto oficial de la Diada ha tenido como único hilo conductor las exigencias de “libertad” y el recuerdo de los soberanistas presos o en el “exilio”, con una escenografía desplegada frente al Palau de la Generalitat que simbolizaba un bosque quemado.

Durante el acto se han oído diversos gritos de “independencia”, en presencia del presidente catlán Quim Torra; el presidente del Parlament, Roger Torrent, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y otros dirigentes.

El acto ha comenzado poco después de llegar desde el Parlament la comitiva liderada por Quim Torra, quien ha subido al escenario para entregar la Llama del Canigó a familiares de los soberanistas presos: Berta Forn y Laura Turull (hijas de Joaquim Forn y Jordi Turull, respectivamente) y Pol Leiva (sobrino de Jordi Cuixart).

También estaba el nieto de Pompeu Fabra, que ha leído la definición de la palabra “libertad” en el diccionario de su abuelo, que puso las bases de la actual gramática catalana. EFE

imagen

imagen