Sam Shepard, actor y dramaturgo estadounidense

El dramaturgo, guionista y actor Sam Shepard, uno de los artistas contemporáneos más importantes de Estados Unidos, ha fallecido a los 73 años de edad, por las complicaciones derivadas de la ELA que padecía.
El actor estadounidense Sam Shepard posa para la prensa en Cannes (Francia). EFE/Archivo/LorenvuEl actor estadounidense Sam Shepard posa para la prensa en Cannes (Francia). EFE/Archivo/Lorenvu

El autor e intérprete, candidato al Óscar a Mejor Actor Secundario por su papel en “Elegidos para la gloria”, contaba con numerosos largometrajes en su carrera, escribió más de 40 obras de teatro, así como relatos, guiones y ensayos.

Nacido en Fort Sheridan, en el estado de Illinois, el 5 de noviembre de 1943, es hijo de un piloto del Ejército, su infancia está marcada por los continuos cambios de residencia debido a la profesión de su padre.

Abandonó sus estudios de Arquitectura para emprender una gira con una compañía de teatro parroquial que le lleva hasta Nueva York, donde pronto entra en contacto con las tendencias vanguardistas del East Village.

En 1963, instalado ya en el bohemio barrio neoyorquino de Greenwich Village, estrenó “Cowboys”, su primera pieza teatral, y tres años después deja su trabajo como camarero para dedicarse por entero a su actividad literaria.

Obras como “La turista” pronto serían estrenadas en el denominado “Off Broadway”, circuito de teatro alternativo.

En 1971 se trasladó a Londres, donde residió durante un periodo de tres años. Su afición por la música le llevó a entablar amistad con Rolling Stones o el grupo The Who.

Durante su etapa en la capital inglesa escribió “The tooth of crime”, una ópera rock que estrenó con gran éxito en 1972, y obras como “Geography of a hoore dreamer”.

De regreso a Estados Unidos, se instaló en California donde pronto comenzó a trabajar en el prestigioso Magic Theater, de San Francisco, donde estrenará obras como “Curse of the Starving Class”, “True West”, “Fool for love” o “Buried child”, por la que recibió el Premio Pulitzer.

Su trayectoria como intérprete se inició en 1978 con el film “Renato y Clara”, bajo la dirección de su amigo Bob Dylan. Después vendrían títulos como “Raggedi man” (1981), “Frances” (1982), junto a la que más tarde se convertiría en su pareja, Jessica Lange, o la exitosa “Elegidos para la gloria”, por la que fue nominado para el Óscar.

Dentro de su actividad cinematográfica también intervino en “Days of heaven” y “Fool for love”, de Robert Altman, basada en una obra suya y en la que, además, fue guionista.

Otras películas suyas fueron “Crímenes del corazón” (1986) o “Magnolias de acero” (1989).Entre sus últimas películas figuran “Mátalos suavemente” (2012) y “August: Osage County” (2013), “Midnight Special” (2015) o “Bloodline” (2016).

Como guionista, en 1984 escribió el guión de la película “Paris, Texas”, basada en un relato suyo de viajes, “Crónicas de motel”, que había redactado en 1982 y en el que narraba su experiencia viajera cuando era niño.

Entre sus textos sobresalen “Locos de amor” (1985), “Norte lejano” (1988), “Lengua silenciosa” (1994) y “Don’t come knocking” (2005), junto con Wim Wenders, que realizó el filme.
Como director, debutó con “Far North” (1988), a la que siguió “Lengua silenciosa” (1994).

A lo largo de su dilatada carrera fue reconocido con un premio Pulitzer por “Buried Child” (1979) y fue candidato en otras dos ocasiones por “El verdadero Oeste” (1983) y “Locos de amor” (1984).

Además era miembro de la Academia de las Artes y las Letras de Estados Unidos, de la que recibió en 1992 su medalla de oro, y fue fue candidato a dos premios Tony del teatro estadounidense, por “Buried child” y “True West”. EFE/doc

Etiquetado con: ,
Publicado en: Obituarios