Sale de la cárcel Chelsea Manning, la primera gran fuente de Wikileaks

La exsoldado Chelsea Manning, la primera gran fuente de Wikileaks, sale de prisión después de siete años privada de libertad y gracias al perdón presidencial que le otorgó en enero el entonces presidente estadounidense, Barack Obama. Había sido condenada a 35 años de prisión en 2013.
Cartel con el que un grupo de personas la felicitaban por su cumpleaños. EFE/Archivo/Facundo ArrizabalagaCartel con el que un grupo de personas la felicitaban por su cumpleaños. EFE/Archivo/Facundo Arrizabalaga

CHELSEA ELIZABETH MANNING (Crescent, Oklahoma, Estados Unidos, 1987) ingresó en el Ejército de EEUU a la edad de 20 años, donde se formó como analista de inteligencia.
Fue destinada a una brigada de combate en la Base Operativa Avanzada Hammer, a unos 60 kilómetros al este de Bagdad (Irak), donde, por su posición, tuvo acceso a las redes SIPRNet y JWCIS, utilizadas para transmitir la información clasificada de los Departamentos de Defensa y de Estado.
En mayo de 2010 fue detenida y trasladada inicialmente a una base en Kuwait, después de que el pirata informático Adrián Lamo, con el que había entrado en contacto, la delatara a la División de Inteligencia del Pentágono, una vez que Bradley Edward Manning, como entonces se llamaba, le contara la gran cantidad de material que había descargado de estas redes sobre los conflictos armados de Irak y de Afganistán y los cables diplomáticos, material que había facilitado a Julian Assange para que los publicara en la página WikiLeaks.
El Pentágono, encargado de la investigación del caso, presentó el 5 de julio ocho cargos en su contra por violación del Código Criminal. Se le acusó de haber facilitado a WikiLeaks las imágenes del ataque de un helicóptero norteamericano en Irak en el que fallecieron once personas, entre ellas dos trabajadores de Reuters, y que en su día, julio de 2007, el Ejército norteamericano calificó como muertes en el enfrentamiento contra insurgentes. El vídeo con estas imágenes fue colgado en la red como “Asesinato colateral”, el 5 de abril de 2010.
También fue el principal sospechoso de haber facilitado a WikiLeaks los cerca de 90.000 informes militares estadounidenses sobre Afganistán, revelados a finales de julio de 2010, de los casi 400.000 informes sobre Irak, filtrados en octubre, y de los 250.000 cables de la diplomacia norteamericana, que empezaron a publicarse a finales de noviembre.
El 3 de marzo de 2011 el Departamento de Defensa presentó en su contra por 22 cargos, entre ellos el de “ayudar al enemigo” bajo el uniforme estadounidense, que podría acarrearle la pena de muerte.
Después de que a comienzos de marzo comenzaran las denuncias sobre las condiciones y el trato recibido por el soldado, recluido desde finales de julio de 2010 en un calabozo de la Base del Cuerpo de Infantería de Marina, en Quantico (Virginia), el 20 de abril de 2011 fue trasladado a una cárcel militar en Fort Leavenworth (Kansas).
El 21 de mayo de 2013 se dieron por finalizadas las vistas previas que duraron año y medio, y el juicio se inició el 3 de junio en la base militar de Fort Meade (Maryland). El 21 de agosto fue condenada a 35 años prisión y expulsada del Ejército con deshonor. Ésta fue confirmada en abril de 2014.
Al día siguiente de su condena, en agosto de 2013, anunció que cambiaba su nombre por el de Chelsea Elizabeth y que se sometería a un tratamiento hormonal para cambiar de género.
El 23 de abril de 2014 un juez aprobó su cambio de nombre. Se le diagnosticó disforia de género y en julio de 2015 el Ejército accedió a proveerle el tratamiento de cambio de sexo. Además, en septiembre de 2016 abandonó una huelga de hambre al recibir el compromiso del Ejército de que le facilitaría la operación para el cambio de sexo.
El 17 de enero de 2017, tres días antes de que Barack Obama abandonara la Casa Blanca, le conmutó la pena y el 17 de mayo abandonó la prisión de seguridad de Fort Leavenworth (Kansas).EFE/DOC

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Protagonistas