El sacerdote español Faustino Míguez, proclamado santo

El sacerdote español Faustino Miguez, fundador del Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora, ha sido proclamado santo por el Papa Francisco.
EFE/ArchivoEFE/Archivo

Durante una ceremonia en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, el Pontífice utilizó, como es habitual, la formula en latín para proclamar la santidad del sacerdote y pedir que fuese inscrito en los libros de los santos de la Iglesia.
En el acto participó la chilena Verónica Storberg, que la Iglesia ha reconocido que se curó por intercesión de Míguez después de una grave hemorragia hepática cuando esperaba su cuarto hijo y este “milagro” fue el elegido para su canonización.
Nacido en Celanova, Orense (Galicia), el 24 de marzo de 1831, la vida de Miguez quedó marcada por su etapa en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) cuando descubre que las niñas tienen vetado el acceso a la educación.
A partir de una escuela de amigas funda el 2 de enero de 1885 el Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora.
En 1888 es destinado a Getafe (Madrid), donde fallece el 8 de marzo de 1925 a los 94 años.
Fue beatificado el 25 de octubre de 1998 por Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro.
Y su fiesta se celebra el 8 de marzo, fecha de su muerte, y que coincide con la celebración del Día de la Mujer.

Publicado en: Protagonistas