CASTILLA-LA MANCHA GOBIERNO

Ruptura del acuerdo de investidura entre PSOE y Podemos en Castilla-La Mancha

El anuncio de Podemos (izquierda alternativa) de romper el acuerdo de investidura con el PSOE (izquierda), que dio el Gobierno de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha al socialista Emiliano García-Page, ha agitado a la sociedad castellanomanchega y ha motivado que el Ejecutivo regional reaccione avisando de que la región no es "rehén" de la política nacional.
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante una comparecencia pública. EFE/Pepe ZamoraEl presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante una comparecencia pública. EFE/Pepe Zamora

Con quince diputados en las Cortes regionales frente a los dieciséis que el PP (centro-derecha) obtuvo en las elecciones regionales de 2015, el PSOE gobierna en Castilla-La Mancha con el apoyo de los dos parlamentarios de Podemos.

El secretario general de Podemos Castilla-La Mancha, José García Molina, ha argumentado que el acuerdo muere por “vergüenza” y “desaliento”, porque el presidente regional ha estado “más ocupado en anuncios que en obras” y más pendiente de lo que se movía en la dirección socialista en Madrid que de lo que pasaba en el legislativo de Castilla-La Mancha, e incluso más pendiente “de decapitar a (secretario general del PSOE, Pedro) Sánchez que de dar vida a Castilla-La Mancha”.

Podemos considera que durante este año y casi tres meses transcurridos ha sido responsable, dialogante y hasta paciente, pero como todo tiene un límite ha decidido romper el acuerdo de investidura y abrir un “tiempo de duelo, de reflexión en soledad”·

Ante la noticia, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha reaccionado advirtiendo de que “si alguien quiere utilizar a Castilla-La Mancha como moneda de cambio o rehén por la situación política nacional se equivoca, y mucho”, según el vicepresidente regional José Luis Martínez Guijarro.

El Gobierno autonómico considera que la decisión se ha tomado fuera de Castilla-La Mancha y se debe a la situación política nacional, no a la “realidad política” de la región, y como dato apunta que 41 de las 72 medidas que recoge el acuerdo de investidura se han cumplido (el 57 por ciento).

La secretaria general del PP y presidenta del partido en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, se ha mostrado dispuesta a apoyar al PSOE en la región y a García-Page en lo que sea “bueno para la región” y para permitir la gobernabilidad de la autonomía, según ha explicado en un comunicado.

En cuanto a los partidos sin representación en las Cortes de Castilla-La Mancha, el coordinador regional de Izquierda Unida, Daniel Martínez, ha achacado la ruptura a que el Gobierno socialista no está respondiendo “a las expectativas de cambio real” que hay, en tanto que la portavoz de Ciudadanos (centro), Orlena de Miguel, ha señalado que interesa ver qué hará Page “para dar estabilidad a la comunidad”.EFE

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Documentos