Rubio Llorente, fue presidente del Consejo de Estado y vicepresidente del TC

Francisco Rubio Llorente, catedrático emérito en Derecho Constitucional y uno de los más destacados constitucionalistas españoles, fallecido en Madrid a los 85 años, fue presidente del Consejo de Estado entre 2004 y 2012, después de haber sido vicepresidente del Tribunal Constitucional (1989 y 1992).
Rubio Llorente, fue presidente del Consejo de Estado y vicepresidente del TC

Francisco Rubio Llorente, uno de los más destacados y respetados constitucionalistas españoles era partidario de acometer la reforma de la Carta Magna, para lo que modificó la arquitectura del Consejo de Estado cuando fue su presidente (2004-2012). Rubio Llorente fue el artífice de la propuesta de reforma constitucional llevada a cabo por este órgano consultivo en 2006, bajo el gobierno socialista de Rodríguez Zapatero.

Nacido en Berlanga de San Fernando, Badajoz, el 25 de febrero de 1930, falleció en Madrid, el 23 de enero de 2016, a los 85 años. Doctor en Derecho y diplomado del Instituto de Sociología y Psicología Social de la Universidad de Colonia (Alemania) y del Instituto de Estudios Políticos de París, Rubio Llorente fue letrado de las Cortes Generales y Catedrático Emérito de Derecho Constitucional en la Universidad Complutense de Madrid.

Durante un tiempo impartió clases en la Universidad Central de Venezuela. Fue funcionario del Cuerpo Técnico de la Administración Civil con destino en el Ministerio de Educación y Ciencia, y fue Secretario General del Congreso de los Diputados, desde julio de 1977 hasta abril de 1979. Entre esta fecha y febrero de 1980 fue el director del Centro de Estudios Constitucionales.
También fue director de la Revista Española de Derecho Constitucional y autor de numerosos trabajos de su especialidad.

En febrero de 1980 fue nombrado Magistrado del Tribunal Constitucional, a propuesta del Congreso de los Diputados y en el pleno del Tribunal Constitucional del 6 de marzo de 1989, fue elegido por mayoría vicepresidente del Alto Tribunal. Ocupó este cargo hasta julio de 1992, cuando fue sustituido por Luis López Guerra.

Tras el triunfo electoral del PSOE en marzo de 2004, el 19 de abril de ese año Rubio Llorente fue nombrado presidente del Consejo de Estado. Sustituyó en el cargo a Romay Becarría. Durante su mandato se llevó a cabo una importante reforma en esta institución, se aprobó la incorporación de los expesidentes del Gobierno y sumó funciones nuevas, como la elaboración de informes y estudios por encargo del Gobierno.

Rubio Llorente presidía el Consejo de Estado en 2006 cuando el órgano consultivo, a requerimiento del entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hizo un informe sobre la posible reforma constitucional, en el que después se apoyó el Ejecutivo de Rajoy para abrir ese debate.

Son muchas sus manifestaciones públicas defendiendo la reforma constitucional y también sobre Cataluña. En octubre de 2013 aseguró que “no sería imposible” que el Estado convocara un referéndum soberanista en Cataluña mediante una reforma legislativa de la Ley Orgánica 2/1980, que regula las distintas modalidades de referéndum, ya que la negativa podría desembocar en “alternativas de efectos impredecibles”.

En una entrevista con Efe en agosto de 2015, Rubio Llorente se mostró partidario de acometer la reforma de la Constitución en la próxima legislatura y consideró “inexcusable” retocar la organización territorial del Estado y delimitar las competencias en la Carta Magna.

“Yo vengo sosteniendo que es necesario reformar la Constitución desde hace no menos de diez años”, apuntó en esa entrevista el jurista, a cuyo juicio debía iniciarse el proceso en la próxima legislatura y afrontar un cambio profundo por el procedimiento fijado en el artículo 168 de la Carta Magna, que prevé la disolución de las Cortes y la convocatoria de un referéndum. EFE/doc

 

 

Etiquetado con:
Publicado en: Obituarios