Rota acogerá uno de los cinco cuarteles estratégicos de la UE

La base naval de Rota en Cádiz, la mayor de España y con un alto valor estratégico para Estados Unidos, se convertirá, tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea, en cuartel general de nivel estratégico de la UE, lo que dará a Rota capacidades de mando en cualquier operación o misión acordada por la Política Común de Seguridad y Defensa de la UE.

Familiares y amigos despiden a la tripulación de la fragata Canarias en la Base Naval de Rota el pasado mes de diciembre. EFE/Archivo/Román Ríos Familiares y amigos despiden a la tripulación de la fragata Canarias en la Base Naval de Rota el pasado mes de diciembre. EFE/Archivo/Román Ríos

Gerardo Domínguez

Un proyecto que supone que a partir de la aplicación del brexit en 2019 la base de Rota asumirá las funciones que actualmente se prestan en la base británica de Northwood, y se uniría a París (Francia), Postdam (Alemania), Roma (Italia) y Larissa (Grecia) como quinto cuartel estratégico de la política de defensa europea. Un mando intermedio entre el Alto Estado Mayor de Bruselas y el mando de las fuerzas sobre el terreno.

En cuanto a los costes, el Ministerio de Defensa estima que necesitará una inversión de alrededor de 1,5 millones de euros. Un gasto que se destinaría a la remodelación y reforma de las instalaciones actuales para dar cabida a cerca de un centenar de militares, españoles y del resto de países miembros de la UE. Un coste que sería asumido por la autoridades europeas.

Para conseguir el traslado desde el Reino Unido la base gaditana ha acogido esta semana el ejercicio militar MILEX-18, clave para certificar a la base de Rota como apta para asumir la capacidad de mando de cualquier misión u operación de la UE.

Algo que se da por descontado si tenemos en cuenta que en la actualidad Rota es la base naval española más importante, y la mayor de la Armada de los Estados Unidos (US Navy) en el sur de Europa, que la utiliza como base de cuatro destructores antimisiles y pieza clave en su estrategia militar en el Mediterráneo y Oriente Medio.

La capacidad operativa de la base de Rota es un dato transcendental, ya que su contribución directa a la defensa y seguridad en Europa excede su simple valor como centro ejecutivo o administrativo.

Este es uno de los argumentos esgrimidos por España, para que la base gaditana acoja también el mando de la operación Atalanta, una misión europea de lucha contra la piratería en el Índico, actualmente también en Northwood.

Un objetivo de gran importancia, tanto política como militar para España, que, según informaron fuentes del Ministerio de Defensa, cuenta con el apoyo de Francia, que a cambio espera trasladar a la base de Brest otro de los centros de mando que acoge Northwood: el Centro de Seguridad Marítima para el Cuerno de África.

El escollo para España es la pretensión del Gobierno italiano de asumir también la operación Atalanta. Italia, que acoge en la actualidad el mando de la operación “Sophia” de lucha contra la inmigración irregular en el Mediterráneo, argumenta que reunir las dos misiones en un mismo cuartel general significaría reducir costes y aumentar la eficacia y racionalización de ambas misiones.

Por su parte las autoridades españolas alegan el compromiso de España con la política de defensa común europea. Un compromiso que en el terreno militar se demuestra por la participación de las Fuerzas Armadas españolas en todas las operaciones internacionales desplegadas bajo bandera de la UE desde el año 2003.

Un esfuerzo humano resumido en el hecho de que uno de cada cuatro militares en misión europea es español.

En el campo político e institucional, este compromiso se manifiesta en el apoyo que España ha dado desde el primer momento a la Política de Seguridad y Defensa Común, formando junto a Francia, Alemania e Italia el núcleo duro de la UE en defensa de una estrategia común y coordinada.

Una estrategia capaz de enfrentarse con garantías de éxito a las amenazas de un mundo complejo y en constante transformación y a un enemigo difícil de identificar que no siempre viste uniforme militar.