Roman Herzog, presidente alemán entre 1994 y 1999

Fallece a los 82 años, Roman Herzog, el que fuera presidente alemán entre 1994 y 1999, y primero de la Alemania Unificada, durante la etapa de gobierno del canciller Helmunt Khol, ambos en esta foto.
El canciller alemán, Helmut Kohl (l) pasa su pluma al Presidente Roman Herzog.El canciller alemán, Helmut Kohl (l) pasa su pluma al Presidente Roman Herzog.

El expresidente alemán, Roman Herzog, fallecido hoy a los 82 años, presidió después de la Comisión de trabajo encargada de redactar la Carta delos Derechos Fundamentales de la UE.  Elegido en tercera votación, Herzog se convirtió en mayo de 1994 en el primer presidente de Alemania unida elegido desde 1932 y en el cuarto de la CDU. 

Nació en Landshut, Baja Baviera, el 5 de abril de 1934.  Licenciado en Derecho, inició su carrera académica en la Universidad de Munich, como ayudante del catedrático Theodor Maunz, controvertido jurista de pasado nazi.  Consiguió una cátedra en la Universidad de Berlín a finales de los sesenta, residía en la antigua capital alemana en 1969, fecha en la que se celebró allí la última elección presidencial. Posteriormente obtuvo una cátedra.

Militante de la CDU (Partido Cristianodemócrata) y amigo personal del canciller Helmut Khol, inició su carrera política en 1973 de la mano de éste, entonces jefe del gobierno de Renania-Palatinado, quien le nombró secretario de Estado para la representación de su “Land” (estado federado) en Bonn.

En 1978 entró a formar parte del gobierno regional de Baden Wurttemberg, como ministro de Educación bajo la presidencia del democristiano Hans Filbinger, quien tuvo que dimitir en agosto de 1978 cuando saltó a la luz pública su pasado como juez militar nazi.
Después, Herzog fue nombrado ministro de Interior, cargo en el que se ganó fama de conservador. Fue el precursor, por ejemplo, del uso de gases especiales contra los manifestantes.

Desde el ejecutivo pasó en diciembre de 1983 al Tribunal Federal Constitucional, del que cuatro años más tarde, en 1988, fue elegido su presidente. Desde este puesto se ganó fama de liberal con una serie de sentencias. Fue inequívoco, al condenar a quienes habían sido demandados por negar que hubiera existido holocausto durante el Tercer Reich.

Como presidente del Tribunal Constitucional alemán fue nombrado en 1991 uno de los cinco miembros de la Comisión de Arbitraje de la Conferencia para la Paz de Yugoslavia, junto a sus homólogos de Italia, España, Francia y Bélgica. Esta Comisión funcionó al margen de los trabajos de la Conferencia.

En enero de 1994, después de fracasar la candidatura democristiana de Steffen Heitmann, los conservadores de Baviera lo propusieron como candidato a la presidencia de Alemania.

El 23 de mayo de 1994 Herzog fue elegido presidente de Alemania por la Asamblea Federal, órgano constitucional constituido por los diputados del Bundestag (Parlamento Federal), formado por 662 miembros e igual número de representantes de los lander (Estados federados). La fecha es tradicional, recuerda el aniversario de la Constitución de 1949.  Su último acto público desde la sede presidencial  fue el 30 de junio de 1999.  Fue la presentación del libro “Mut zur Erneuerung. Bilanz einer Amtszeit&” (Valor para renovar) un balance de un mandato, en el que resume sus conclusiones tras cinco años como presidente, además de presentar su legado político. El libro es fruto de una conversación con el periodista Karl-Ludwig Günsche.

El 1 de julio de 1999 abandonó su cargo, del que fue relevado por el socialdemócrata Johannes Rau.  En diciembre fue elegido presidente de la denominada “Convención”, grupo de trabajo encargado de redactar la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. 

Por motivos de salud, no pudo estar presente en la adopción formal del texto, que tuvo lugar el 2 de octubre del año 2000 en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas.

Como miembro destacado de la CDU, en enero de 2000 fue nombrado, junto al expresidente del banco central (Bundesbank), Hans Tietmeyer, y el juez de la Corte Constitucional, Paul Kirchof, miembro de una comisión encargada de elaborar un catálogo de recomendaciones al partido para hacer más transparentes sus prácticas financieras. EFE/DOC 

 

Etiquetado con: ,
Publicado en: Obituarios