Rohani, reelegido presidente de Irán

El presidente iraní y candidato a la reelección, el moderado Hasan Rohaní, se alza con la victoria en las presidenciales celebradas en Irán con un 57 % de los votos.
Hasan Rohani, presidente electo de Irán. EPA/Piotr RybarczykHasan Rohani, presidente electo de Irán. EPA/Piotr Rybarczyk

El ministro del Interior, Abdolreza Rahmani Fazli, anunció en rueda de prensa que Rohaní obtuvo 23 millones de votos, mientras que su principal rival, el clérigo conservador Ebrahim Raisí, logró algo más de 15 millones, un 38,5 %.

Los otros dos candidatos, los exministros Mostafa Mirsalim y Mostafa Hashemitaba, obtuvieron aproximadamente 478.000 y 245.000 votos, respectivamente.

Fazli dijo en la sede del Ministerio del Interior, en el centro de Teherán, que ya han sido escrutados el 99,7 % de los votos, por lo que los resultados son definitivos.

Datos biográficos:

Clérigo chií con un largo historial revolucionario, nació el 12 de noviembre de 1948 en la ciudad Sorje, en la provincia norteña de Semnan, con el nombre de Hasan Fereidum, posteriormente cambio su apellido por Rohani.

A los trece años ingresó en un centro religioso musulmán de su provincia y, posteriormente, se traslado a Qom, donde se encuentran los principales seminarios del Islám chií.

Considerado un pragmático cercano al expresidente reformista moderado Akbar Hashemi Rafsanyani, también ha gozado de una buena relación con el líder supremo, ayatolá Ali Jamenei, con el que ha colaborado desde la época de la guerra con Irak, de 1980 a 1988.

A partir de 1969, diez años antes de la Revolución Islámica encabezada por el ayatolá Ruhola Jomeini, compaginó los estudios religiosos con los laicos en la Universidad de Teherán y, en 1972, obtuvo una licenciatura en Derecho en la capital del país.
Seguidor del ayatolá Jomeini desde joven, en 1965 empezó a recorrer Irán para realizar una campaña en contra del sha Mohamed Reza Palevi, que gobernaba el país de forma dictatorial, por lo que fue detenido por la policía política del régimen, la Savak, y fichado como sedicioso.

En 1977, dos años antes de la Revolución, fue el primero en dar a Jomeini el título de Imán, con lo que le reconocía la máxima autoridad en el Islám chií duodecimalista que rige en Irán. Esta acción le supuso una nueva persecución por la Savak, por lo que abandonó el país con destino al Reino Unido, donde realizó un máster en Derecho Constitucional.

Durante su estancia en el Reino Unido, Rohani hizo una abundante labor proselitista entre los estudiantes iraníes de ese país y de Francia,donde estaba exiliado Jomeini.

Su regreso a Irán coincidió con la de Jomeini,a principios de 1979, y a partir de ese momento ocupó numerosos cargos.

Desde el años 1980 hasta el 2000 fue parlamentario, también ha estado en la Asamblea Consultiva y es miembro del Consejo del Discernimiento, donde dirige el Centro de Estudios Estratégicos de Irán.

Durante la guerra con Irak, de 1980 a 1988, tuvo diferentes cargos y estuvo seis años en el Consejo Superior de la Defensa, junto a Jamenei y Rafsanyani, este último convertido en su mentor, y dirigió la Defensa Aérea de Irán.

Desde 1989 hasta 2005 Rohani, bajo los gobiernos reformistas de los expresidentes Rafsanyani y Mohamed Jatami, ocupó la secretaría del Consejo Supremo de Seguridad Nacional y, los dos últimos años, fue el encargado de la negociación internacional sobre la cuestión nuclear de Irán.

A partir de 2003, en el enfrentamiento que se produjo entre Irán y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rohani dirigió las negociaciones internacionales y llegó a acordar medidas de confianza y cesar algunas actividades del programa nuclear iraní.

En los comicios Presidenciales iraníes, celebrados el 14 de junio de 2013, consigue la elección en la primera vuelta al superar el 50 por ciento de los votos emitidos. A la consulta concurrieron otros cinco candidatos, cuatro de ellos ultraconservadores.

EFE/DOC

 

Etiquetado con: ,
Publicado en: Protagonistas