Rato pide la suspensión temporal de militancia en el PP

Rodrigo Rato, expresidente de Bankia, ha pedido su suspensión por el caso de las tarjetas opacas en una carta remitida a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en la que se muestra dispuesto a dar todas las explicaciones necesarias.
El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, ha pedido la suspensión de militancia del Partido Popular por el escándalo de las tarjetas opacas. EFE/BallEl expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, ha pedido la suspensión de militancia del Partido Popular por el escándalo de las tarjetas opacas. EFE/Ballesteros.

En la carta, a la que ha tenido acceso Efe, Rato pide dicha suspensión temporal “hasta que todos estos hechos queden esclarecidos”.

Rato subraya su “firme convicción” de haber actuado “siempre dentro de la legalidad” y “en el convencimiento” de que esas tarjetas, “emitidas, conocidas y controladas por la entidad”, eran para “uso personal” y “formaban parte” de su salario, de forma que eran “declaradas y contabilizadas”.

Nació en Madrid el 18 de marzo de 1949 en el seno de una familia de reconocida tradición empresarial. Es licenciado en Derecho y en Administración de Empresas por la Universidad de California (Berkeley).

Antes de incorporarse a la política fue consejero de las empresas familiares. En 1979 comenzó su trayectoria política en Alianza Popular (AP), aunque adquirió su mayor protagonismo cuando fue elegido para dirigir la política económica del Gobierno de José María Aznar en 1996.

En septiembre de 2003 compitió con Rajoy para ser candidato a la presidencia de Gobierno, pero finalmente fue designado Rajoy. Perdida esta batalla, Rato saltó al exterior como director gerente del FMI, cargo que asumió en 2004. Allí estuvo hasta 2007.

En 2010 llegó a la presidencia de Caja Madrid como “hombre de consenso” tras una encarnizada batalla por el puesto. Y es aquí donde quebró su carrera por una mala gestión.

La entidad tuvo que ser rescatada con una inyección pública de 23.000 millones de euros y él ha sido imputado por la Audiencia Nacional en dos ocasiones.

En 2012, por supuestos delitos de estafa, falsificación contable y malversación de fondos en la administración de la entidad financiera. Y este año, por el presunto uso indebido de 99.037 euros con la tarjeta de crédito facilitada por la entidad para gastos de representación, 54.837 de los cuales ya ha devuelto. EFE/Doc