Rivera y la abstención para un Gobierno en minoría de Rajoy

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha abierto la puerta a facilitar un gobierno en minoría de Mariano Rajoy, con una abstención en la votación de la investidura, pero en ningún caso entrará en el gobierno sino que hará una oposición "responsable".
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.EFE/Archivo/Alberto Martín.El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.EFE/Archivo/Alberto Martín.

 

 

Rivera podría reunir mañana a su ejecutiva para decidir la posición de Ciudadanos de cara a la investidura y acordar qué votan en la primera y segunda votación.
Rajoy le ha comunicado su “intención” de presentarse a la investidura a finales de julio o primeros de agosto, de ahí la necesidad de Ciudadanos de llevar una voz conjunta de la Ejecutiva.
El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, se ha reunido este martes con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y lo hará también con el de la coalición de izquierda Unidos Podemos, Pablo Iglesias, en la ronda de contactos para ver si cuenta con apoyos para liderar el nuevo ejecutivo.
El presidente Rajoy se ve con Rivera y con Iglesias, un día antes de que lo haga con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, y después de los encuentros que ya ha mantenido con los dirigentes de los partidos nacionalistas Coalición Canaria, Partido Nacionalista Vasco (PNV), y los independentistas de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC).
De acuerdo con los resultados de las elecciones del 26-J, el Partido Popular (PP) cuenta con 137 diputados, una mayoría simple en el Congreso para ser investido presidente del Gobierno, de ahí la necesidad de llegar a acuerdos y pactos para llegar a la mayoría absoluta (176 diputados).
En el actual mapa político, tras el PP, en segundo lugar el PSOE cuenta con 85 escaños, la coalición Unidos Podemos 71 escaños y Ciudadanos, 32 diputados de la nueva Cámara.
La cita entre Rajoy y Rivera marca el futuro de Ciudadanos, que puede condicionar el rumbo de los próximos pasos de Rajoy, a quien pedirán que convoque una “mesa de negociación a tres” con PP, PSOE y la formación naranja, y además, instan a los dos “viejos partidos” a entenderse por el “bien” de España y desbloquear la situación actual.
Mientras que desde Unidos Podemos se insiste en que Iglesias comunicará a Rajoy que no cuente con el apoyo, “ni por activa, ni por pasiva”, de los 71 escaños de la coalición.
Volviendo a la figura de Albert Rivera, quien hasta ahora ha anunciado que “no será un obstáculo para la formación de gobierno”, tiene que medir las consecuencias de la decisión final que tome él y su formación, mirando hacia las próximas elecciones gallegas y vascas, que se han de celebrar próximamente, en lo que queda de año.
Asimismo, no debe descuidar su posición dentro de Ciudadanos ante la próxima Asamblea general en la que debe renovar su liderazgo interno.
Y es que la estrategia que adopte el partido marcará si Ciudadanos se consolida como partido bisagra, cuya posición puede dar o quitar mayorías al PP y al PSOE, o si por el contrario, pasa a ser competidor y aspirar a ganar las elecciones. EFE

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Análisis