Rita Barberá, exalcaldesa de Valencia

Rita Barberá, senadora y ex alcaldesa de Valencia, falleció en Madrid, a los 68 años, a causa de un infarto. En su trayectoria política ocupó numerosos cargos: diputada en las Cortes Valencianas (1983-2015), alcaldesa de Valencia (1991-2015) y presidenta de la Federación Española de Municipios y Provincias (1995-2003).
EFE/Archivo/Cati CladeraEFE/Archivo/Cati Cladera

Nacida en Valencia el 16 de julio de 1948, era licenciada en Ciencias Políticas, Económicas y Comerciales por la Universidad de Valencia, y en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Antes de su proyección pública, trabajó como periodista en Radio Valencia y en el diario “Levante”. En 1975 ganó por oposición una plaza en el Cuerpo Especial de Economistas Sindicales, y posteriormente fue Jefa del Gabinete de Prensa del Gobierno Civil de Valencia y del Gabinete de Prensa de la Confederación Empresarial Valenciana.

Desde 1983 era miembro del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular.

En mayo de 1983 fue elegida diputada autonómica en la primera legislatura del Parlamento valenciano. Y reelegida en las convocatorias de 1987, 1991, 1995, 1999, 2003, 2007 y 2011.

En junio de 1991 llegó a la alcaldía de Valencia. Su elección tuvo lugar tras un pacto del PP con Unión Valenciana (UV) y pese a que el PSOE había sido el partido más votado en los comicios locales de mayo de ese año.

Reelegida en las consultas de mayo de 1995, junio de 1999, mayo de 2003, mayo de 2007 y mayo de 2011, todas ellas por mayoría absoluta, durante su gestión se llevó a cabo la construcción de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias, con el Oceanográfico y el Palacio de las Artes, diseñada por el arquitecto Santiago Calatrava; así como el Palacio de Congresos, de Norman Foster.

La celebración en 2007 de la trigésimo segunda edición de la Copa América de Vela, y la Fórmula 1 por las calles de la ciudad fueron otros proyectos que vieron la luz esos años.

Otros, en cambio, como el Plan del barrio del Cabanyal y su prolongación hasta el mar, no encontraron solución definitiva.

Su apoyo al dimitido presidente de la Generalitat Francisco Camps tras su implicación en la causa de “los trajes”, le valió un notable desgaste.

La posibilidad de resultar imputada en el “caso Noos”, por los contratos firmados para la celebración del Valencia Summit, fue otro episodio en el que su nombre saltó a los medios de comunicación, y del que sin embargo salió indemne, tras la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) de no imputarla.

Elegida candidata a la Alcaldía de la ciudad en las comicios de mayo de 2015, su lista se alzó como la más votada, pero el acuerdo entre Compromis, PSPV y València en Comú, la desplazó como regidora, siendo sustituida por Joan Ribó.

En junio de 2015 renunció a su acta como concejal y en julio a su escaño como diputada en Les Corts y pasó a ser Senadora territorial en la Cámara Alta.

En enero de 2016, tras la “operación Taula” practicada contra una trama de corrupción infiltrada en varias Administraciones de la Comunitat Valenciana, Barberá negó cualquier relación con ella.

El 8 de febrero, sin embargo, el PP le pidió que diera “un paso atrás” y no presidiera, como estaba previsto, la Comisión Constitucional del Senado.

El asunto se precipitó cuando el juez del “caso Imelsa” solicitó al Senado que acreditara la condición de senadora de Barberá con el fin de determinar si era competente para investigarla. Barberá afirmó: “no dimito, ni me lo planteo”.

El 15 de marzo de 2016 el PP abrió un expediente informativo a Barberá y a los concejales valencianos presuntamente implicados en el caso de corrupción.

El 13 de septiembre el Tribunal Supremo decidió investigarla por supuesto blanqueo de capitales, y un día después el PP la forzó a darse de baja del partido tras 40 años de militancia. Ella, pese a la presión de su partido y de toda la oposición, mantuvo su acta de senadora, lo que le ha permitido mantener su aforamiento ante el Supremo y desmarcarse del resto de imputados.

El 21 de noviembre declaró en el Tribunal Supremo y negó que existiera financiación ilegal en el PP valenciano.

Barbera recibió en 2005 la insignia de Oficial en la Orden Nacional del Mérito de la República Francesa en reconocimiento a su “compromiso europeo”.

EFE/DOC

Etiquetado con: ,
Publicado en: Obituarios