IBEROS CULTURA

El Rey de España inaugura el primer museo íbero en el mundo

El Rey Felipe VI inaugura el Museo Íbero en Jaén (sur de España), único del mundo dedicado en exclusiva a esta cultura de la península ibérica y que abre sus puertas con la exposición "La Dama, el Príncipe, el Héroe y la Diosa".
El Rey Felipe VI observa una de las piezas más emblemáticas de la exposición temporal 'La Dama, el Príncipe, el Héroe y la Diosa', el Guerrero deEl Rey Felipe VI observa una de las piezas más emblemáticas de la exposición temporal "La Dama, el Príncipe, el Héroe y la Diosa", el Guerrero de la doble armadura, con el que abre sus puertas el Museo Íbero de Jaén. EFE/José Manuel Pedrosa

El Rey Felipe, acompañado de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, ha inaugurado el primer Museo Íbero dedicado en exclusiva al pueblo íbero, su cultura y sus señas de identidad, que ofrece una visión monográfica y especializada y reúne el patrimonio íbero conservado en la comunidad autónoma andaluza.
Los pueblos íberos eran la denominación de los antiguos escritores griegos a la gente del levante y sur de la península ibérica para distinguirlos de los pueblos del interior, cuya cultura y costumbres eran diferentes.
La exposición con la que el museo abre sus puertas, “La Dama, el Príncipe, el Héroe y la Diosa”, pretende mostrar al público un recorrido por su cultura íbera a través de cuatro personajes prototípicos de la misma: la dama, el príncipe, el héroe y la diosa.
El Museo de Arte Ibero de Jaén se comenzó a gestar en 1998, pero no se puso su primera piedra hasta 2009 y aunque estaba previsto que se finalizase en 2012, la paralización de las obras y diversos retrasos han hecho que no sea hasta este mismo mes cuando pueda abrir.
La exposición temporal “La dama, el príncipe, el héroe y la diosa” comienza con cuatro cráteras griegas encontradas en el yacimiento de Piquía en Arjona (Jaén) a través de las cuales han construido una historia que centra al visitante en los cuatro personajes característicos de la cultura íbera.
Así se cuenta la historia del príncipe de Piquía, en los últimos años de esta cultura, donde es palpable ya la romanización en un personaje que vestía como un soldado romano pero escribía en íbero, llamado ‘Iltirtiiltir’.
El papel de la mujer en esta cultura, no solo como diosa, sino también como una dama, una persona de carne y hueso, es el objeto de otros de los apartados, donde además se recoge la importancia del matrimonio en el mundo íbero.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Documentos