Rex Tillerson, nuevo secretario de Estado de EE.UU

El Senado de Estados Unidos confirmó en una votación muy ajustada, al empresario petrolero Rex Tillerson como nuevo secretario de Estado para el Gobierno de Donald Trump.
Rex Tillerson, secretario de Estado de Estados Unidos. Efe-Archivo/Jim Lo ScalzoRex Tillerson, secretario de Estado de Estados Unidos. Efe-Archivo/Jim Lo Scalzo

Con 56 votos a favor y 43 en contra, Tillerson logró el consentimiento de la Cámara Alta, después de salir airoso en el voto previo del Comité de Relaciones Exteriores, donde sus vínculos con Rusia le pusieron en aprietos.
Tillerson tomará las riendas de la diplomacia estadounidense en unos momentos delicados para el país, después de la brecha abierta con México tras la confirmación de la construcción del muro en la frontera, las suspicacias que ha levantado Trump en la Unión Europea, la OTAN y con Oriente Medio por su veto temporal a los inmigrantes de 7 países de mayoría musulmana.
Nacido en Wichita Falls, en el estado de Texas, en 1952, Tillerson es un ejecutivo cuya experiencia en política exterior se limita a sus negocios petroleros y su amistad con el presidente ruso, Vladímir Putin.
Desarrolló su carrera profesional en la petrolera ExxonMobil, empresa que le contrató como ingeniero de producción en 1975.
Nombrado director de la división de producción de la empresa en EE.UU. ascendió, en 1992, a consejero de producción y a presidente de Exxon Yemen Inc. y de Esso Exploration and Production Khorat Inc, en 1995.
Ascendió en puestos de responsabilidad en ExxonMobil hasta llegar a máximo responsable el 1 de enero de 2006.
Con fama de hábil negociador y gestor, ha entablado relaciones con líderes de todo el mundo como presidente de la petrolera, la más notable es la que mantiene desde hace más de dos décadas con el presidente ruso, Vladímir Putin, quien en 2013 le condecoró con la “Orden de la Amistad” del país.
En 2011, cinco años después de tomar las riendas de ExxonMobil, Tillerson firmó un acuerdo con la petrolera estatal rusa, Rosneft, para explorar juntos unos valiosos recursos en el Ártico.
Pero esa lucrativa alianza quedó congelada por las sanciones impuestas por EE.UU. cuando Rusia se anexionó en 2014 la península ucraniana de Crimea. Tillerson ha criticado esas restricciones que, como secretario de Estado, estarán en sus manos.
Casado y con cuatro hijos, su padre fue un administrador de los Boy Scouts y a menudo recita lemas de esa organización que él llegó a presidir entre 2010 y 2012. Efe/Doc