REPORTAJE: Nuevos diseños para casas como un nido

REPORTAJE: Nuevos diseños para casas como un nido

 

 

Daniel Galilea

 

– La constructora británica Blue Forest edificará una serie de alojamientos para uso vacacional llamados ‘Nesting’ (anidamiento) inspirados en los nidos que construye el ‘pájaro tejedor’, dentro del parque de atracciones Robin Hill Country Park, en la Isla de Wight (Reino Unido).

– “Al igual que un racimo de fruta, las casas nido serán similares, pero no idénticas entre sí. Han sido diseñadas para complementarse unas con otras y, a su vez, como un conjunto que se integra visualmente de forma armoniosa en el paisaje”, según Andy Payne, uno de los fundadores de la constructora.

– “Las casas se revestirán de tejas de cedro, cuyos colores neutros y texturas ayudan a insertar las construcciones armoniosamente en el entorno y adquirirán, en un lapso relativamente breve, un color gris plateado natural al entrar en contacto con los elementos”, informa a Efe Will Hardy, director de Blue Forest.

 

¿Le gustaría pasar una temporada inmerso en la naturaleza y experimentar algunas de las sensaciones que viven las aves dentro sus nidos al asomarse desde allí al entorno vegetal que les rodea?.
Aunque usted no pueda volar por sí mismo como los pájaros, al menos puede dejar volar su imaginación y hacerse una idea de lo que sienten estos animales, ocupando alguna de las nuevas casas ‘nido’ ecológicas diseñadas por una compañía británica.
La constructora Blue Forest (www.blueforest.com), ha diseñado una serie de alojamientos para uso vacacional llamados ‘Nesting’ (anidamientos) inspirados en los nidos que construye el ‘pájaro tejedor’, los cuales serán edificados dentro del parque de atracciones Robin Hill Country Park (robin-hill.com), situado en la Isla de Wight (Reino Unido).
Estas casas y cabañas no solo están inspiradas en las formas curvas y orgánicas de los hogares que estas singulares aves ‘tejen’ con ramitas, hojas y otros elementos vegetales,, sino que además serán situadas prestando una especial atención a la forma en que se incorporan a su entorno natural, según sus creadores.
A diferencia de los nidos de los ‘tejedores’, todos colgantes, algunas de las 22 casas de Robin Hill se asentarán sobre unos pilotes de madera o sobre pequeños bloques de hormigón, ambos fijados a la tierra al pie de los árboles y otras sobre sus ramas.
Estas construcciones se complementarán con 28 cabañas de madera y 40 tiendas de campañas, con algunas características visuales y constructivas similares, dentro del proyecto ‘Nesting’.

 

EN ‘RACIMOS’ SIMILARES, PERO NO IDÉNTICOS.

“Cada una de las casas del árbol se situará de una forma levemente diferente respecto de las demás dentro del bosque: giradas en una dirección determinada, enclavadas en las profundidades del valle o levantadas sobre la copa de los árboles situados en sus alrededores”, señala Andy Payne, uno de los fundadores de Blue Forest, junto con su hermano Simon.
“Al igual que un racimo de fruta, las casas del árbol son similares, pero no idénticas. Han sido diseñadas para complementarse entre sí y, a su vez, como un conjunto que se integra visualmente de forma armoniosa en el paisaje”, añade.
Para conseguir esta inserción en su entorno se contó con la participación del estudio de arquitectura Tate Harmer (tateharmer.com) especializado en diseños sostenibles en la naturaleza, que ha elegido una serie materiales naturales para construir las casas ‘nido’ y el resto de los albergues.
“Las casas ‘nido’ de los árboles se revestirán casi en su totalidad de tejas de cedro, cuyos colores neutros y texturas son especialmente eficaces para que las estructuras se inserten armoniosamente en el entorno y el paisaje y, algunas de ellas, adquirirán en un lapso relativamente breve un color gris plateado natural al entrar en contacto con los elementos”, informa a Efe Will Hardy, director de Blue Forest.
El proyecto ‘Nesting’, cuya primera fase está prevista que abra al público en 2018, se emplazará en algunas zonas de Robin Hill que están actualmente sin uso o que necesitan ser regeneradas y su localización ofrecerá a sus ocupantes un alojamiento único en su tipo y algunas de las vistas más impresionantes del valle de este parque que ocupa 35 hectáreas de campo, de acuerdo a Hardy.
“La escala de los edificios les permitirá encajar en el paisaje y con los árboles y arbustos existentes, la altura a la que se fijarán ha sido ajustada para adaptarse a los niveles de las copas de los árboles adyacentes, y la forma curvada de las casas también ayudará a que se mezclen con su entorno natural”, señala Simon Payne, director ejecutivo de Blue Forest a la revista ‘Gizmag’.

 

EN BUSCA DE LA EFICIENCIA ENERGÉTICA.

“Para reducir el consumo de energía, las casas ‘nido’ tendrán paredes de entre 150 y 300 milímetros de espesor con un amplio aislamiento, su iluminación será mediante LEDs de alta eficiencia energética y su climatización provendrá de una fuente que bombeará aire caliente a su interior, calentándolo”, añade.
Simon Payne señaló que habrá dos tipos básicos de casas ‘nido’ -una pequeña con una cama doble, y otra más grande donde podrá dormir cuatro personas, y que ambas tendrán un salón diáfano, un pequeño balcón, cuarto de baño y un área para el té o el café.
“A pesar del tradicional estereotipo, las casas de los árboles no son solo para niños, y las hemos diseñado y construido de todos los tipos, desde hoteles en los árboles hasta lugares de retiro para la familia, guaridas arbóreas infantiles y refugios enclavados entre las ramas”, informa Will Hardy.
Algunos de los proyectos previos de Blue Forest en el Reino Unido incluyen algunas de las técnicas y diseños arquitectónicos, materiales, formas naturales e integración con la naturaleza y el paisaje, aplicados en las casas ‘nido’ ecológicas de Robin Hill.
Algunas ‘casas del árbol’ precursoras de las viviendas ‘nido’ que se están construyendo en la Isla de Wight, son la ‘Fibonacci’, inspirada en una constante geométrica en espiral muy frecuente en la naturaleza; la ‘Fairytale Castle, alojada en un jardín oculto y exuberante y rodeada de plantas exóticas y tras las ramas de un impresionante roble; y la ‘Chewton Glen’, un hotel arbóreo situado en la campiña y formado por seis suites de lujo.
Otras construcciones semejantes son: la ‘Quiet Treehouse’, inspirada en un grupo de pequeños robles y diseñada para evocar el ambiente e los bosques; la ‘Amberley Castle’. localizada en los jardines de un castillo y rodeada de arbustos, flores y árboles; y la aldea ‘At the Water’s Edge’, que son casas de techo cónico interconectadas mediante pasarelas y situadas junto a un lago artificial. EFE/REPORTAJES

 

//EFE REPORTAJES – Elabora temas que se comercializan a través de la plataforma efeservicios. Atención: para ver los artículos disponibles pueden acceder a www.efeservicios.com. Usuario : efep17554 – Clave: demo. Para mayor información contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Reportajes”.//-