REPORTAJE: Las más ricas del planeta

Del listado de mayores fortunas del mundo elaborado por Forbes sólo un diez por ciento son de mujeres, una clasificación liderada por Liliane Bettencourt, dueña de la empresa de cosmética L'Oreal.
Imagen de archivo de Liliane Bettencourt, la mujer más rica del planeta. EFE/Horst OssingerImagen de archivo de Liliane Bettencourt, la mujer más rica del planeta. EFE/Horst Ossinger

 

Juan A. Medina

 

– La viuda de Steve Jobs, Laurene Powell, es la 44 millonaria del mundo, la sexta mujer más rica.

– La chilena Iris Fontbona ocupa el puesto 101 de las mayores fortunas del mundo.

– Otras multimillonarias latinas son la española Sandra Ortega, con 6.400 millones de dólares, hija de Amancio Ortega, dueño de Zara; y las mexicanas Eva Gonda de Rivera, con 6.100 millones de dólares y María Asunción Aramburuzabala, cuya fortuna se calcula en 5.500 millones de dólares.

 

 

Ser mujer y millonaria no es una combinación habitual en la clasificación que, año tras año, elabora Forbes de las mayores fortunas del planeta. En su último listado, de los 1.810 millonarios 190 son mujeres, y sólo ocho aparecen en el “top 100”.
El honor o privilegio de ser la fémina más rica del mundo recae en la gran dama de la cosmética, dueña de la firma L’Oreal, con un capital de 36,1 mil millones de dólares, aunque, según Forbes, su patrimonio se haya reducido en casi cuatro mil millones de dólares respecto al año pasado.
Liliane Bettencourt, de 93 años, y su hija, FranÇoise Bettencourt-Meyers, poseen el 33 por ciento del imperio de cosméticos que heredó de su padre, Eugéne Schueller, fundador de la firma en 1907.
Una fortuna, la undécima del mundo por detrás de populares millonarios como Bill Gates, Amancio Ortega o Carlos Slim, que le ha acarreado más de un problema a la rica anciana.
Famosísima en Francia, Liliane Bettencourt y su hija han litigado en los últimos años por un presunto abuso para beneficiarse de su fortuna, aprovechando su avanzada edad, y en la que han estado imputados, desde el expresidente francés, Nicolas Sarkozy, hasta el exministro galo Eric Woerth.
La justicia francesa absolvió a Sarkozy y a Woerth, y condenó en 2015 a penas de cárcel y pago de multas a otros seis encausados, entre ellos el exgestor de la fortuna de la dueña de L’Oreal, Patrice de Maiestre, y el fotógrafo FranÇois Marie Banier.
Sobre este último recayó la mayor pena, tres años de cárcel, 350.000 euros de multa y 158 millones de euros de indemnización, por daños y perjuicios para Bettencourt. Banier recibió cientos de millones de euros en productos financieros y obras de arte de la anciana.

 

LA VIUDA DE STEVE JOBS, ENTRE LAS MÁS RICAS.

Por debajo de la fortuna de Bettencourt, figura Alice Walton, una de las dueñas de la mayor cadena mundial de tiendas minoristas, Wal-Mart, que ocupa el puesto 16 entre los más ricos del mundo, con un capital de 32.300 millones de dólares.
Detrás de Walton, aparece la también estadounidense Jacqueline Mars, dueña de la empresa de dulces que llevan su apellido. Mars ocupa el puesto número 27, con una fortuna de 23.400 millones de dólares.
Otra fortuna creada de los dulces, en este caso de la firma Nutella, es la que posee la italiana Maria Franca Fissolo (22.100 millones de dólares), la trigésima riqueza mundial. Fissolo es viuda de Michele Ferrero (fallecido en febrero de 2015), creador de los Chocolate Ferrero.
La alemana Susanne Klatten, cuya riqueza alcanza los 18.500 millones de dólares es accionista mayoritaria del productor automovilístico BMW y eso le ha convertido en la quinta mujer más rica del mundo (en el puesto 38 de los millonarios del planeta), por delante de Laurene Powell, viuda del cofundador de Apple, Steve Jobs.
Laurene Powell, de 52 años, amasa una fortuna de 16.700 millones de dólares, una riqueza que la sitúa en el puesto 44 del mundo, la 24 de Estados Unidos, y lleva desde 2006 implicada en campañas para ofrecer igualdad de oportunidades educativas a estudiantes inmigrantes.
La estadounidense Abigail Johnson, hija del presidente de Fidelity Investments, Edward C. “Ned” Johnson III, y directora de esta gestora de fondos de inversión de Estados Unidos, una de las más grandes del mundo, ocupa el puesto número 65 de las fortunas del mundo, con 13.100 millones de dólares.
La última de las mujeres incluidas entre las cien fortunas del mundo es la holandesa Charlene de Carvalho-Heineken (76 del mundo), la heredera del imperio cervecero Heineken, con un patrimonio de 12.300 millones de dólares.
Fuera del “top 100” de los más ricos del mundo, aparece la chilena Iris Fontbona, en el puesto 101, con una riqueza de 10.100 millones de dólares, más de tres millones menos que el año pasado, viuda de Andrónico Luksic, fundador del grupo Luksic, un consorcio empresarial de los más poderosos de Chile.
Otras multimillonarias son la española Sandra Ortega (puesto 178, con 6.400 millones de dólares), hija de Amancio Ortega, dueño de Zara; la mexicana Eva Gonda de Rivera (196, con 6.100 millones de dólares), viuda del empresario Eugenio Garza, muerto en 2008 cuando presidía FEMSA, la mayor embotelladora de Coca Cola fuera de Estados Unidos.
La también mexicana María Asunción Aramburuzabala (puesto 233, con 5.500 millones de dólares), muy vinculada a la empresa cervecera Grupo Modelo, destaca en este grupo de multimillonarias de Forbes. EFE-Reportajes

 

//EFE REPORTAJES – Elabora temas que se comercializan a través de la plataforma efeservicios. Atención: para ver los artículos disponibles pueden acceder a www.efeservicios.com. Usuario : efep17554 – Clave: demo. Para mayor información contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Reportajes”.//-

 

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Reportajes

imagen

imagen