Huertos bajo el agua

Huertos bajo el agua, el cultivo de frutas y verduras mediante el agua evaporada dentro de semiesferas de plástico ancladas en los fondos costeros de océanos y lagos, podría revolucionar la agricultura en las zonas con sequía, escasez de tierra fértil o de temperaturas estables.
Dos buzos realizan experimentos con los vegetales dentro de la plataforma en la Bahía de Noli, Italia.Foto: Nemo’s Garden Project by Ocean Reef GroDos buzos realizan experimentos con los vegetales dentro de la plataforma en la Bahía de Noli, Italia.Foto: Nemo’s Garden Project by Ocean Reef Group

 

– Huertos bajo el agua. Los invernaderos o ‘biosferas’ situados entre 5 y 10 metros de profundidad en la Bahía de Noli, en Italia, están conectados a un centro de control desde donde se monitorizan, y tienen el tamaño suficiente como para que un buzo efectúe la siembra y los cuidados en su interior.

– El proyecto Nemo’s Garden, impulsado por los hermanos Sergio y Luca Gamberini, propietarios de Ocean Reef Group, consiste en instalar una serie de estructuras subacuáticas donde las plantas terrestres destinadas al consumo humano puedan crecer sin necesidad de suelo.

– “Este sistema de agricultura alternativo, aprovecha un recurso natural que ocupa la mayor parte del planeta, el agua, y sería especialmente útil en aquellos países que carecen de recursos naturales y temperaturas estables para el cultivo, que representan la mitad del planeta”, señala Luca Gamberini a Efe.

 

Daniel Galilea

¿Se imagina a un submarinista cosechando lechugas, habas, fresas, ajos o repollos, albahacas, plantas aromáticas y decenas de otros vegetales, todo ello sin tierra y bajo el agua?.

Este sistema de agricultura alternativo ha dado sus primeros pasos en Italia y consiste en cultivar dentro de cápsulas plásticas subacuáticas, ancladas cerca de las costas y similares a globos aerostáticos que parecen “flotar” bajo el agua.

El programa piloto de estos invernaderos o’biosferas’ situados a entre 5 y 10 metros de profundidad, se desarrolla en la Bahía de Noli, en la provincia de Savona, y están conectados a un centro de control desde donde se monitorizan. Tienen el tamaño suficiente como para que un buzo efectúe periódicamente la siembra y los cuidados en su interior.

Este proyecto llamado Nemo’s Garden (www.nemosgarden.com) ha pasado con éxito su fase experimental y ahora encara la industrialización a gran escala de la tecnología y métodos desarrollados.

Todo comenzó en 2012, cuando los hermanos Sergio y Luca Gamberini comenzaron a explorar la idea de aprovechar la temperatura constante de las grandes masas de agua y la evaporación de un líquido en contacto con un espacio aéreo, para crear un invernadero bajo el agua, según Ocean Reef Group, ORG (www.oceanreefgroup.com) que impulsa el proyecto.

Su sistema de biosfera está elaborado con un material acrílico y equipado con ventiladores, sensores, cámaras, wifi, telecomunicación y otros sistemas, que permiten detectar, observar y controlar a distancia lo que sucede dentro y fuera de las cápsulas sumergidas.

Los hermanos Gamberini también han creado una minibiosfera, totalmente funcional, que puede instalarse en la mayoría de los acuarios de agua salada o dulce, y que incluye los elementos básicos de las de gran tamaño (recipientes para semillas, sustrato, y sistema de anclaje), así como las instrucciones para hacer crecer las plantas bajo el agua, según ORG.

 

SISTEMA ALTERNATIVO DE AGRICULTURA.

Toda la información recopilada por los usuarios de estas minibiosferas domésticas (tipo de plantas, entorno y tipo de acuario, tasas de crecimiento) pueden enviarla a Ocean Reef, que la utiliza para complementar sus propios estudios que se desarrollan en Bahía de Noli y para mejorar el sistema, de acuerdo a ORG.

Los Gamberini también alquilan sus biosferas a compañías farmacéuticas, que las utilizan como laboratorios submarinos porque “creen, como nosotros, que las plantas que crecen bajo el agua pueden desvelar descubrimientos interesantes para el futuro”, aseguran desde ORG.

“El objetivo del proyecto es aprovechar el mayor recurso natural disponible, como son los océanos y otras grandes masas acuáticas, para crear un sistema alternativo de agricultura, especialmente destinado a aquellas áreas donde las condiciones ambientales, económicas o morfológicas hacen extremadamente difícil el crecimiento de las plantas”, señala Luca Gamberini.

Según sus creadores este proyecto se basa en tres palabras clave: amigo del medioambiente, autosostenible y ecológico.

“Estos huertos subacuáticos tienen una interacción mínima con el entorno marino, salvo la de funcionar como refugio para algunas especies, no necesitan soporte externo, una vez que su sistema de cultivo se ha activado, y su interior aloja un ecosistema compuesto por plantas y elementos no orgánicos que no contamina ni daña el agua”, explican.

“Los océanos y las grandes masas líquidas ofrecen condiciones y recursos ventajosos para los cultivos de plantas terrestres para el consumo humano como la estabilidad de la temperatura, la abundancia de agua, la protección contra las radiaciones nocivas y la ausencia de parásitos”, explica a Efe, Luca Gamberini.

“Las plantas necesitan unas temperaturas estables y confortables para crecer y brotar y los océanos proporcionan esta estabilidad de día y de noche, tanto en invierno como en verano”, asegura.

“Además, el aire que hay dentro de las biosferas se mantiene caliente consiguiendo que en invierno la temperatura interior sea de unos 17 grados centígrados (ºC), mientras que el agua en el exterior de la biosfera pueda estar a 12 ºC, y el aire en la superficie puede estar a solo 2 ºC”, señala Gamberini.

Explica que dentro de las biosferas se recrean los procesos naturales que suceden a gran escala en el planeta.

“La superficie del agua que cubre parte de la cápsula se evapora perdiendo su contenido en sal y se condensa al tocar las paredes de la biosfera, produciendo una especie de lluvia que recolectamos y reutilizamos en nuestras plantas”, añade.

 

LA PRESIÓN SUBMARINA BENEFICIA A LAS PLANTAS.

“Además, las plantas solo reciben la parte beneficiosa de la luz solar, siendo protegidas de las radiaciones dañinas, por lo que no es necesario utilizar pesticidas ni otros productos químicos para cultivarlas”, explica Gamberini.

“A todo esto se le añade el efecto positivo que ejerce la presión del agua en las plantas, similar a la que se produce en una cámara hiperbárica, y que hace que crezcan mejor y más rápido y que contengan una mayor proporción de aceites esenciales que las plantadas en tierra firme”, de acuerdo a este profesional.

Según Gamberini, algunos estudios señalan que, dado el crecimiento previsto de la población y de las tasas hambrunas, se necesitaría encontrar una superficie de tierra cultivable equivalente a Brasil para el 2050, para garantizar que haya suficiente producción para la humanidad.

“La hidroponía, el método de cultivo utilizado en las biosferas, no necesita suelo agrícola, y nuestro sistema aprovecha un recurso natural que ocupa la mayor parte del planeta, el agua”, recalca.

“Nuestro plan para el futuro consiste en instalar tantas cápsulas en el mundo como sea posible, para crear un sistema de agricultura alternativo, que sería especialmente útil en aquellos países que carecen de agua dulce, suelo y temperaturas estables, los cuales representan la mitad del planeta”, señala Gamberini a Efe.

En Bahía de Noli funcionan cinco tipos diferentes de biosferas, que varían de tamaño y arquitectura, y que alojan distintos tipos de cultivos, monitorizados a distancia desde el centro de control, y visitados periódicamente por submarinistas, encargados de efectuar cuidados, controles y cosechas, según ORG.

Gamberini explica que las raíces reciben una solución nutritiva equilibrada disuelta en agua, con todos los elementos químicos y nutrientes necesarios para el desarrollo de las plantas, las cuales pueden crecer sobre la solución mineral o en un sustrato o medio inerte, como arena, grava, tezontle o piedra pómez, entre otros. EFE/REPORTAJES

 

EFE REPORTAJES – Elabora temas que se comercializan a través de la plataforma efeservicios. Atención: para ver los artículos disponibles pueden acceder a www.efeservicios.com. Usuario : efep17554 – Clave: demo. Para mayor información contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Reportajes”.//-

 

 

 

 

Etiquetado con: ,
Publicado en: Reportajes