REPORTAJE: El superyate, une técnicas de Fórmula-1 y la industria aeroespacial

Propulsado por cuatro motores de alta potencia y asentado sobre dos esquís acuáticos, el superyate puede deslizarse a 56 nudos (más de 100 kilómetros por hora) y sin apenas movimientos bruscos.
El prototipo SS18, modelo M, de 18 metros de eslora. En su diseño se han aplicado técnicas de los bólidos de Fórmula Uno y de la industria aeroespEl prototipo SS18, modelo M, de 18 metros de eslora. En su diseño se han aplicado técnicas de los bólidos de Fórmula Uno y de la industria aeroespacial. Foto: Glider Yachts Ltd, United Kingdom

 

Ricardo Segura

 

– El diseñador y fabricante británico de yates de lujo Glider Yatchs ha presentado el prototipo SS18 o modelo M, de 18 metros de eslora, en cuyo diseño se han aplicado técnicas que se utilizan en los bólidos de Fórmula Uno y en la industria aeroespacial, según informa a Efe esta compañía británica.

– “Este yate permite un máximo confort mientras navega a alta velocidad, ya que no experimenta el clásico movimiento de golpeteo o choque contra el agua característico de las embarcaciones deportivas, incluso cuando el mar está agitado”, según Rob McCall, director general de Glider y creador de M.

– La forma del casco, propulsión, poco calado y el sistema de control de estabilidad del SS18 “sintonizan” con las condiciones del mar y permiten ‘deslizarse’ sobre las olas hasta 56 nudos (casi 104 kilómetros por hora), de acuerdo a Glider, que lanzará un modelo deportivo de este yate que casi duplicará esta velocidad.

 

 

Tomar champán y charlar con los amigos mientras nos dirigimos a una isla o una playa paradisiaca a bordo de un yate a toda velocidad pero sin movimientos bruscos, no está alcance de todo el mundo, pero nada impide soñar con esta experiencia única, que ya es posible gracias a una innovadora tecnología náutica.
El diseñador y fabricante británico de yates de lujo Glider Yachts Limited (http://glideryachts.com/) ha presentado el prototipo de esta embarcación de alto rendimiento que consideran el más revolucionario disponible en el mundo.
El prototipo SS18 o modelo M (por “mayo”) tiene 18 metros de largo y 5,3 metros de ancho máximo, con asientos para el piloto y cuatro pasajeros y ha requerido ocho años de desarrollo, según Glider.
“Para su construcción se han aplicado técnicas que se utilizan en los bólidos de Fórmula Uno y de la industria aeroespacial y un sistema de control de estabilidad (SCS) exclusivo de la compañía”, según Rob McCall, director general y creador de M.

 

 

EMBARCACIÓN QUE SINTONIZA CON EL MAR

Según McCall este yate abre una nueva dimensión para los viajes de lujo de alta velocidad, al permitir el máximo confort mientras navega a alta velocidad, sin el clásico movimiento de golpeteo o choque contra el agua característico de las embarcaciones deportivas, incluso cuando el mar está agitado.
El SS18 está propulsado por cuatro motores Yamaha sobrealimentado que entregan una potencia total de 1080 BHP, según la ficha técnica de la embarcación.
El BHP es la sigla inglesa de ‘brake horse power o ‘caballos al freno’, unidad usada para medir la potencia en motores náuticos y basada en el caballo de fuerza inglés (HP), que es ligeramente diferente al del caballo de fuerza convencional (CV).
La forma del casco, la propulsión y el sistema de control de estabilidad (SCS) del SS18 “se sintonizan” con las condiciones del mar y permiten ‘deslizarse’ sobre las olas con una comodidad sin precedentes hasta una velocidad de 56 nudos (casi 104 kilómetros por hora).
“La forma en que se mueve el SS18 sobre el agua es muy diferente de la de cualquier otro barco en el mundo. Realmente se desliza sobre el agua al nivel de las olas superficiales. En vez de saltar de una ola a otra No hay movimiento hacia arriba o hacia abajo”, señala McCall a la revista ‘New Atlas’.
Por otra parte, el escaso calado de esta embarcación (32 centímetros con un tercio de su carga) le permite acceder a bahías que antes estaban fuera del alcance de los yates, anclando junto a la costa o incluso posándose sobre la playa, de acuerdo a Glider.
A diferencia de otros tipos de naves llamadas SWATH (pequeño acuaplano de doble casco) que consiguen su estabilización y efecto antioleaje situando el volumen del casco por debajo de agua, en el SS10 se han eliminado las estructuras subacuáticas, colocándolas fuera del agua e integrándolas en otras zonas y sistemas, según Glider. “Este yate carece de apéndices subacuáticos y, de modo similar a los aviones de combate a reacción, en particular algunos modelos rusos, hemos aumentado el vector de empuje para las maniobras de dirección y de marcha atrás, sin utilizar timones, aletas ni talones de quilla”, explica McCall a ‘News Atlas’.

 

 
EL PRIMERO DE UNA NUEVA GENERACIÓN

Según esta misma fuente, el SS18 es el primero de una nueva generación de superyates de lujo, que abarcarán desde los 18 a los 80 metros de longitud.
Para Nicholas Warren director general de Burgess, este diseño sorprendente y único de Rob McCall, “equivale a una reinvención de la rueda y tiene el potencial de revolucionar la industria de los yates, que anteriormente estaba con una gama de productos y mentalidad un poco estancadas”.
Para Dickon Buckland, ingeniero investigador principal de Wolfson Unit (www.wumtia.soton.ac.uk) y especialista en tecnología marina y aerodinámica industrial “el concepto de viajar a alta velocidad en el mar con un grado razonable de comodidad está mejor abordado con un casco de esta forma”.
El casco al que se refiere Buckland está construido con aluminio y materiales sintéticos compuestos y conformado por una cabina asentada mediante cuatro pilares o pivotes sobre dos gigantescos ‘esquís’ o patines acuáticos.
Para este diseño, según Glider, se inspiraron en la estética de algunos de los más bellos autos clásicos como el Ferrari GTO o el Jaguar E-Type.
“Después fueron sometidos a un complejo análisis aerodinámico por ordenador, para garantizar que pudieran aplicarse en la estructura y los componentes del yate, proporcionando un desempeño suave, estable y rápido sobre el agua”, según McCall.
“El SS18 está equipado con un tablero de mando, sencillo y fácil de manejar, en el que destaca un sistema navegador dotado de pantallas táctiles que permiten controlas todas las funciones y la navegación de la embarcación”, según Glider, La compañía adelanta que al SS18 le seguirá una versión deportiva, que alcanzará una velocidad de hasta 100 nudos (185 kilómetros por hora) y que se están desarrollando yates-limusina deportivos de lujo y superyates de entre 35 y 80 metros de eslora. EFE/REPORTAJES

 

 

//EFE REPORTAJES – Elabora temas que se comercializan a través de la plataforma efeservicios. Atención: para ver los artículos disponibles pueden acceder a www.efeservicios.com. Usuario : efep17554 – Clave: demo. Para mayor información contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Reportajes”.//-

 

 

 

 

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Reportajes

imagen

imagen